Por C-19, bancos en México temen incremento en morosidad

El posible aumento en los índices de morosidad ha levantado la alerta entre los bancos, ya que el impacto que tendrá en la economía mexicana la pandemia del coronavirus provocará mayor desempleo y, en consecuencia, incremento de la cartera vencida debido a clientes que dejen de pagar sus créditos.


“El debilitamiento del crecimiento económico, las restricciones en la vida cotidiana y un mayor desempleo presionarán significativamente la capacidad de pago de los deudores, especialmente para las pequeñas empresas y los hogares”, advirtió a inicios de abril la agencia Moody’s.


“Los bancos tratarán de responder a un posible aumento en los préstamos morosos mediante la reestructuración y la negociación de los créditos vencidos, ayudado por el alivio regulatorio para las disposiciones para limitar la consecuencia económica del brote”, explicó la calificadora.


Entre los primeros bancos que han reconocido las afectaciones en el negocio por el Covid19 está Santander, que en días pasados informó a sus inversionistas sobre las presiones del negocio en México.

“Dado que no hemos reconocido ningún deterioro en los préstamos de consumo diferidos a la fecha de este evento relevante ni alguna pérdida significativa con respecto a nuestra cartera corporativa, el impacto en nuestra reserva de provisiones por deterioro de la cartera es incierto debido a que dependerá de la duración de la pandemia y del alcance y la duración de la recesión económica que resulte”, expuso.


“Esperamos ver que la morosidad y las previsiones relacionadas con dichos préstamos aumenten entre la segunda mitad de 2020 y la primera mitad de 2021 como resultado de que nuestros clientes se registren en el programa”, dijo Santander a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).


El banco de origen español, el cuarto más grande que opera en México, resaltó en su comunicación al mercado accionario que en respuesta a la epidemia, monitorea su cartera de crédito y ha implementado planes de riesgo como respuesta a la incertidumbre macroeconómica. Por ello, quitó sus estimados de crecimiento que preveía antes de la contingencia.


“Sin embargo, no puede garantizarse que la implementación de estos planes mitigará el impacto de la pandemia de Covid-19, y esperamos que la pandemia tenga un impacto en nuestro negocio, en nuestros resultados financieros y en nuestra operación en 2020 y al menos en la primera mitad de 2021”, explicó Santander.


Calificadoras y analistas han destacado que si bien los bancos tienen recursos para soportar el efecto, es inminente un impacto en la cartera vencida ante clientes que simplemente no podrán pagar sus créditos, situación que puede reflejarse con mayor fuerza en los bancos medianos y en las instituciones enfocadas en financiar a empresas.

“La calidad crediticia de los bancos medianos y pequeños, que generalmente se
caracterizan por tener modelos de negocios más concentrados con un enfoque alto en préstamos a Pymes oc réditos al consumo dirigidos a segmentos de ingresos más bajos, podría ser más sensible a un trastorno de la calidad de los activos”, manifestó la agencia Fitch Ratings.


Las medidas
Los principales bancos que operan en México han implementado medidas de apoyo a sus clientes que puedan verse afectados por la pandemia, que consisten en el diferimiento hasta por seis meses del pago de créditos. Hasta el momento, la respuesta de los clientes ha sido elevada y se espera que durante abril aumenten las solicitudes para obtener estos apoyos.


A febrero pasado, los datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) muestran que el índice de morosidad de la cartera total de los bancos se situó en 2.23%, 0.11 puntos porcentuales más que el nivel observado en el mismo mes de 2019.


En el caso del segmento de consumo, dicho indicador tuvo una ligera disminución de 0.03 puntos porcentual, al ubicarse en 4.38%.


“A pesar de que hay una desaceleración en el crédito otorgado y la situación económica por la crisis ha sido considerablemente afectada, cabe destacar que los índices de morosidad y de capitalización del sistema se mantienen en niveles saludables y a pesar de que durante el año probablemente vean afectaciones, consideramos que se mantendrán en niveles
adecuados”, dijo Intercam Banco.

Con informacion de El Universal