Esto ya está de miedo…

Soy enemiga de que se genere psicosis, de que se infunda miedo entre la población, pero la verdad lo que está sucediendo con la pandemia del COVID-19 si es para eso y más porque parece que es la única forma de que la gente comience a tomar precaución.

Cierto es que el miedo también enferma sin embargo en esta ocasión el miedo puede ser la salvación de muchas personas para no resultar infectadas del también llamado coronavirus.

Si la gente tiene miedo de contagiarse y que su familia se contagie del virus tomará todas las medidas necesarias, atenderá las recomendaciones y tratará en todo lo que le sea posible resguardarse con su casa para no ser un número más de las alarmantes estadísticas que marcan la cantidad de contagios y muertes que ha cobrado la pandemia.

Y es que esto ya está de miedo, la numeraria del Subsecretario de Salud Nacional, HUGO LOPEZ-GATELL, muestra una cruda realidad, dice que por cada positivo declarado hay alrededor de 12 ocultos.

Ayer 12 de abril, para las 16.hrs. 4 de la tarde, en México ya se tenían 4, 219 casos confirmados,  entonces es muy probable que ya estemos en unos 50,628 de eso hablamos, el motivo para sentir miedo.

Lo peor de todo es que muchas regiones del país ni siquiera se tienen condiciones para realizar las pruebas necesarias y eficaces, para ser francos, en la mayoría de los centros hospitalarios del país no se pueden hacer de manera confiable.

Igual dicen que se han registrado 194 muertes por el COVID-19 pero también ahí se deben tener reservas porque supuestamente las pulmonías u otros padecimientos han marcado decesos en estos días.

Esta es la razón por la que la ciudadanía tiene que hacer conciencia, tomar las precauciones, resguardarse, no salir de casa a menos que tenga una urgencia, hoy lo más importante es cuidar la salud porque la vida está por encima de todo.

Igual el funcionario federal asegura que muchos de los instrumentos que se implementaron para sonetizar los espacios o personas no son del todo confiables, incluso unos son hasta contraproducente usarlos, como es el caso de algunos túneles elaborados por algunas instituciones.

Claro que la intención de quienes diseñaron y elaboraron túneles desinfectantes para ser utilizados en entradas de hospitales, demarcaciones de policías y otros espacios de salud y los ofrecieron de forma gratuita es muy aplaudible, habla de la voluntad que tienen por apoyar, de la preocupación que hay entre la población de salvar vidas aunque igual si no cumplen con los parámetros necesarios para nulificar el virus del COVID-19 pues mejor esperar a que personal capacitado en áreas de epidemiologia les avale.

El caso es que es realmente grave lo que se está viviendo en México con el COVID-19 y si los ciudadanos no nos aplicamos y atendemos las recomendaciones de Salud la situación de contagios o muertes pueden alcanzar niveles inimaginables.

De ahí que todos debemos colaborar, recordemos que el aislamiento es fundamental para cortar la cadena de infectados, los niveles de contagio que está alcanzando el coronavirus son alarmantes, son de miedo.

Insistimos en que muchas veces el miedo también enferma, pero en esta ocasión quizá sea la salvación porque hay gente que aun viendo todo lo que está sucediendo sigue creyendo que no les pasara nada, si no son conscientes, necesitan tener miedo a contagiarse y no aliviarse para que entiendan y atiendan las recomendaciones de quedarse en casa.