CENA DE NEGROS

Marco A. Vázquez

Daños colaterales…

El coronavirus y la caída en los precios del petróleo nos han metido en un brete económico el cual, si no se toman las cosas con calma y se entiende por el gobierno federal que vivimos en un mundo globalizado nos va a destrozar y a todos.

Ayer, por lo pronto, hubo una caída en la Bolsa Mexicana de Valores que no se registraba en 11 años, las previsiones de los analistas financieros van en el sentido de que las grandes empresas perderán valor ante la epidemia de coronavirus, la caída en los precios del petróleo.

Dirá usted que no tiene acciones ni en la tienda de la esquina y tiene razón, por ahí no viene el golpe, el daño a nuestra economía será cuando veamos aumentar los precios de los productos, a la hora que la canasta básica se haga más cara de lo que ya está porque, tenga la seguridad, que los empresarios no van a pagar de su bolsa los daños sino que trasladarán los costos a sus consumidores.

La verdad es que no hemos entendido las cosas y esto no es nada nuevo, hace muchos años algún ocurrente dijo que México más que socio era el patio trasero de los Estados Unidos, quizá intentó decir que somos el sitio predilecto para dejar su mugrero, hoy, más que patio trasero este país parece su colonia, un lugar donde, además de poder dejar sus desperdicios, también los gringos hacen sus experimentos y producen sus esclavos.

Basta que truenen los dedos los del gobierno americano para que ocurran muchas cosas malas en México, de ahí que se diga que si allá les da una gripita acá padecemos de inmediato los efectos como si nos hubiese infectado el coranavirus, hablando económicamente.

Pero no solo es eso, también les producimos la droga y cada vez más nos hacemos sus consumidores de armas, tal vez, por si a ellos se les antoja jugar a las guerritas urbanas como ocurrió todo el sexenio de Felipe Calderón, el de Enrique Peña Nieto y continúa ahora con Andrés Manuel.

Y como la colonia que somos, a los mexicanos nos dan la calidad de poca cosa en su economía a pesar de que les producimos riqueza, tan mal nos ven que cada que tienen problemas los primeros afectados somos los latinos, y en primer lugar de ese grupo, los mexicanos.

Por supuesto que nos usan a placer y claro que no son los políticos mexicanos los que reciben el daño por eso tienen ese comportamiento tan tibio, el pueblo es el que resulta castigado con el precio de las gasolinas y el gas que ya son los más altos de toda la historia y a ello habrá que agregar que las cosas se podrían poner peor si no se encuentra la forma de frenar el tipo de cambio entre el peso y el dólar de Donald Trump.

La gasolina a veces alcanza los 20 pesos el litro y los pronósticos no son en el sentido de que se irán reduciendo los precios lo que ello implica tortillas, huevo, carne, chile, tomate, aguacate, lácteos,  pasajes y hasta materiales de construcción muy caros e inalcanzables lo que podría poner en riesgo la comida diaria de los mexicanos.

A ello agregue que en otros productos los precios también se irán por las nubes porque son comprados en dólares, exacto, más problemas porque aquí me refiero a medicamentos, refacciones y otras cosas.

Por si los problemas de la economía fueran pocos, también de por un hecho que el pueblo sufre las condiciones del abuso gringo más las que provoca su entorno de violencia, inseguridad, poca generación de empleos, escasas oportunidades, más lo que dejan de hacer las autoridades para brindarle los diferentes servicios y eso puede crear un humor social que sea incontrolable en corto plazo, si la crisis puede terminar mal, con una violencia generalizada.

El problema que pasaremos será muy grave, dese una idea, ya son 21 pesos por cada dólar y sigue esa moneda con una volatilidad que hace impredecible su precio en unos meses y, por tanto, también se ignora el daño que causará.

Es cierto, el gobierno de Andrés Manuel no tiene la menor culpa por la caída en los precios del petróleo, ni de las afectaciones por el coronavirus, es injusto culparlo de la visión y la forma como nos trata en gobierno de Estados Unidos pero algo es indiscutible, los daños en la economía familiar que cause esa incertidumbre si tiene la obligación de aminorarlos, de usar estrategias inteligentes porque de otra manera usted y yo en pocos meses podríamos batallar hasta para comer.

Los daños colaterales por la crisis mundial pueden ser más severos de lo que pensamos, ya se sienten, para desgracia nuestra, poco, muy poco podemos hacer nosotros al respecto, la recomendación es que ahora todo lo posible, no pida créditos y, si puede, reduzca todos sus gastos de tal forma que la crisis que viene no lo sorprenda y lo hunda aunque usted no tenga la mínima culpa.

Coloque en el buscador de facebook @CENADeNegros1 y le agradeceré que me regale un Me Gusta, además nos puede seguir en la cuenta de twitter @gatovaliente y, como siempre, le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande…marcovazquez20001@hotmail.com