México niega presiones a EU en caso Cienfuegos: “se defendió acuerdo bilateral”

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su gobierno no amenazó con expulsar a agentes de la DEA del país sino se desestimaban los cargos contra Salvador Cienfuegos.

El gobierno de México aseguró que no amenazó a Estados Unidos con frenar la cooperación en materia de seguridad y con expulsar a agentes de la Administración para el Control de Drogas (DEA) sino se desestimaban los cargos de narcotráfico y lavado de dinero contra el exsecretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, sino que defendió el convenio de cooperación entre ambas naciones.

“Están diciendo que amenazamos con expulsar a los agentes de la DEA, no amenazamos a nadie, lo único que hicimos fue, por la vía diplomática, expresar nuestra inconformidad y nos entendieron muy bien”, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En su conferencia de prensa, el presidente López Obrador proyectó la portada del diario The Wall Street Journal en la que se asegura que México presionó a los Estados Unidos para lograr que se retirarán los cargos contra Cienfuegos.

Esa misma versión fue difundida por The Washington Post, que indicó que “la decisión de retirar los cargos en contra de Cienfuegos, equivale a un revés significativo, aunque solo sea simbólico, para los esfuerzos del Departamento de Justicia contra el tráfico de drogas en México”.

En ese sentido, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, aseguró que el gobierno de México no defendió a Salvador Cienfuegos, sino al convenio de cooperación mutua.

“El principio es: toda indagatoria, investigación, información, mensajes, todo lo que ocurre en territorio nacional que sea del conocimiento de una agencia de otro país con el que tenemos un convenio de cooperación en el respeto a la soberanía mutua, debe ser comunicado a México”, explicó el canciller.

Este convenio de cooperación, aclaró Ebrard, data de 1992 y establece que todas las investigaciones deben ser compartidas al gobierno de México.

El canciller aclaró que México puso sobre la mesa de negociación con Estados Unidos que o se reparaba esa violación al acuerdo o de lo contrario, se iba a revisar la cooperación bilateral.

Ebrard Casaubon, a quien se le atribuye el éxito en la negociación para que se retiraran los cargos contra Cienfuegos, aseguró que, aunque Cienfuegos llegó a México en libertad, no significa que habrá impunidad, pues aclaró que el general está sujeto a una investigación.

“Para México no existe el escenario de impunidad sería muy costoso para México lograr que se desestimen por primera vez en la historia los cargos contra un exsecretario, que sea retornado a México y luego no hacer nada, yo diría, sería casi un suicidio”, destacó.

Este miércoles, a las 18:40 horas arribó el exsecretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, al hangar de la Fiscalía General de la República (FGR), ubicado en el Aeropuerto de Toluca. El general fue transportado en una aeronave Gulfstream 4, matrícula N40VC, del Gobierno de los Estados Unidos.

Bastaron 32 minutos para que Cienfuegos dejara las instalaciones de la FGR, pero antes proporcionó información personal y de contacto incluyendo domicilio y teléfono celular, para ser localizado y citado para las diligencias que ordene el Ministerio Público a causa de la investigación que está abierta en su contra.

Información/Politica.expansion.mx