Reforma de pensiones tendrá bajo costo fiscal, dicen expertos

Tiempo de lectura 3 minutos aprox.

El director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Héctor Villarreal, dijo que la reforma de pensiones tendrá un costo fiscal pequeño para el gobierno federal, pero podría representar un impuesto para los empresarios.

Comentó En entrevista con EL UNIVERSAL, explicó que no desactiva la bomba de tiempo que representa este tema y queda corta para disminuir la bola de nieve que representan todos los sistemas pensionarios del país. “Tenemos proyecciones de que el gasto de pensiones seguirá subiendo de aquí a 2035 y con incrementos grandes. Se va seguir comiendo cada vez más espacio fiscal y esa era una ventaja de haber entrado a una reforma completa al sistema de pensiones.

“No fue lo que se hizo. La reforma a las Afore tiene efectos chiquitos en el corto plazo. Eventualmente, incluso a volver más accesible la pensión mínima garantizada, va a aumentar el gasto de gobierno”, dijo.

Además, explicó que en principio es un impuesto que se les pone a los empresarios, pero que terminarán pagando los trabajadores.

Representa un incremento de impuesto porque la teoría económica dice que la incidencia final no se verá hasta que se ajusten los mercados, explicó.

“Ya con oferta y demanda, es probable que una parte del impuesto la terminen absorbiendo los trabajadores, vía menor sueldo u otra cosa dependiendo cómo se ajuste el mercado laboral”, expuso.

Previó que haya un aumento en el costo para las empresas, que en algunas condiciones pueden desalentar la contratación o impactar en los aumentos salariales.

“Si te vas al pie de la letra como se presenta la ley, esto sería un incremento de impuestos para los patrones. Hay que ver cuánto se le traslada a los trabajadores y ajuste de salarios, que no necesariamente va a suceder de forma inmediata”, explicó.

Por separado, el representante en jefe de la oficina de las Américas del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en el inglés), Alexandre Tombini, comentó que una vez que comience la fase de recuperación se necesitarán reformas esenciales para aumentar el espacio fiscal.

Una de ellas sería al sistema de pensiones, que si bien no afectará el saldo fiscal a corto plazo, implicarían menores déficits, señaló durante su participación en el ciclo de conferencias virtuales Covid-19: de la crisis a la transmisión económica, organizado por el Instituto del Banco Central del Paraguay.

Por su parte, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) consideró positivo el plan de reforma del gobierno y expuso que para hacerlo más integral se debe considerar la creación de un sistema nacional, establecer una sola pensión total por mexicano y optimizar el ahorro de los trabajadores, fomentando la competencia entre las Afore.