Un mundo de irresponsables…

CENA DE NEGROS 

Marco A. Vázquez 

Mientras la gran mayoría de padres de familia sufre para decidir si comprar uniformes o una Tablet para tus hijos otros, los menos pero más peligrosos, se la pasan de fiesta, sin usar cubrebocas y valiéndoles que los contagios por coronavirus no disminuyan, que la enfermedad siga causando estragos en la economía, la salud y lo social. 

Por lo pronto, el daño en la educación de nuestros niños sigue incrementándose, ya se anunció que el 24 de este mes inicia el ciclo y será a distancia, si bien es una buena estrategia como alternativa la realidad es que nunca tendrá la calidad de las presenciales, menos en un sistema que tiene muchos errores y que ha provocado que la calidad educativa del país sea de las peores del mundo, apenas comparable con naciones donde las personas se mueren de hambre o están en guerra, el tercer mundo, les dicen. 

Lo peor es que lejos de buscar soluciones nos encanta la grilla estéril, la que solo beneficia a políticos que buscan un puesto de elección popular para el próximo año pero que a lo mucho, a los más pobres, apenas les dejará de ganancia una despensa al mes, por esa politiquería es que a la primera oportunidad nos sumamos a la campaña de desprestigio contra la Secretaria de Salud en el Estado o la federal cuando está visto que nosotros, solo nosotros, seríamos la solución para frenar la pandemia, quedándonos en casa, usando el cubrebocas, no tocándonos el rostro y lavándonos las manos las más veces posibles. 

Somos, y aunque nos duela, la causa de que se incrementen los casos de coronavirus, digo, ni modo que el gobierno vaya a tener un policía para cada uno y así le obligue a quedarse en casa cuando no sea importante salir a la calle o personal que se ponga a lavarle las manos porque a usted se le olvidó y ni modo que también le ponga a alguien que le quite la estupidez de andarse emborrachando en fiestas con los amigos cuando está visto que no es recomendable. 

Este México es un país donde cada quien hace lo que le da la gana y luego, ya cuando se ven en problemas de salud, no hacen otra cosa que culpar al gobierno. 

Lo más triste es que en esa dinámica muchos de los que cumplen con las reglas también salen perjudicados porque no le pueden cerrar las puertas de la casa a los amigos o familiares, porque no hubo como lavarse las manos por falta de agua, porque tuvieron que trasladarse en transporte público y el chofer no respeto las reglas. 

Los números, lo cruel de las estadísticas, nos lo restriegan en el rostro con singular alegría lo poco disciplinados que somos, México ocupa el segundo lugar mundial en obesidad, tiene 32 millones de personas con hipertensión, 12 millones de diabéticos, 25 millones de fumadores y, agregue los otros vicios. 

Claro, el gobierno federal puede hacer mucho más por nosotros pero se han limitado a ofrecer estadísticas como si el conocer que todos los días hay más infectados vaya a salvarnos del problema. 

Debe el gobierno obligarse a hacer más pruebas, a cada caso positivo, no permitirles que anden en las calles, igual rastrearle sus contactos más próximos, por lo menos, y hacerles también pruebas para aislarlos a tiempo, claro es, que eso cuesta pero no hay de otra si es que un día queremos salir de esto sin tantas muertes como ya se está pronosticando, por lo menos ciento cincuenta mil al fin de año. 

Somos un mundo de irresponsables, por decirlo de manera cariñosa, la verdad es que ya muchos rayan en la estupidez y otros hasta se pasan de pentontos, le hablo de los que creyendo que hacen gracia organizan sus fiestas que son las que han impedido controlar el virus y provocado la muerte de muchas personas… 

PELEARÁ TAMAULIPAS SUS RECURSOS… El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca anunció que seguirán impulsando una nueva convención hacendaria para que a Tamaulipas se le restituya los recursos que le corresponden ya que aporta más que 30 Estados de la República, pero solo recibe unos centavos por cada peso que entrega a la federación. 

“Ahora por ejemplo, los apoyos no han llegado de forma adecuado a los afectados por las lluvias y luego de eso tenemos que supervisar que lleguen a quienes lo necesitan, eso es un problema, hasta hoy no se ve una reciprocidad del gobierno federal con Tamaulipas, somos el segundo Estado de mayor aportación y simplemente no hay equidad ni reciprocidad, por eso convocamos a través de la alianza federalista a que se realice una convención hacendaria, es el momento para que se lleve a cabo y que haya mejor distribución de recursos, que tengamos más programas y recursos que aterricen en el Estado, el desarrollo está afectado por el problema de la pandemia y los recursos son escasos”, dijo. 

El gobernador también habló del ciclo escolar que está por iniciar y dijo que se analizará la forma de beneficiar lo más posible a los alumnos y maestros. 

“Se empatará y homologarán programas con la federación, pero se siguen viendo detalles, se va a hacer una mezcla con el uso de televisión e internet, no queremos atrasarnos tanto en el sistema de educación de Tamaulipas”.  

En cuanto a las becas que no se han pagado dijo que se debe precisamente a que el gobierno federal ha disminuido partidas porque han bajado las recaudaciones pero que son un compromiso que se va a cumplir a la brevedad. 

“Las becas se van a pagar en estos días, la recaudación bajo fuertemente, las participaciones bajaron y entró el fondo de estabilización pero ese es al 75 por ciento, no hay suficientes flujos, ya se han reducido los gastos de operación y se busca la manera de que los compromisos se cumplan”. 

En cuanto a la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Tamaulipas dijo que todavía no hay fecha confirmada. 

“Probablemente tengamos una reunión, los de la Conago con él, para tocar temas que preocupan y ocupan, acciones para enfrentar coronavirus, acá se toman medidas correspondientes, la construcción de los hospitales Covid en forma anticipada en el Estado sirvieron de mucho, hay acciones que se han fortalecido, filtros sanitarios, el comercio no se puede evitar, pero las visitas no esenciales si y ahí es donde vemos que el gobierno federal ha hecho caso omiso a nuestras propuestas, no hacen nada para revisar y pedir a la población de que si no tienen necesidad de cruzar no lo hagan”.