Reunión máxima

Maremágnum

Mario Vargas Suárez

Pese a la ¿antipatía política? de un grupo de gobernadores mexicanos con su presidente Manuel Andrés López, este martes se anunció en la Lagañera, que será la capital de San Luis Potosí, la sede donde se lleve a cabo la reunión entre los 32 gobernantes y el presidente de México.

“Me comprometí a reunirme con todos los gobernadores en San Luis Potosí, una reunión en 10 días, creo que terminando esta semana… la próxima… en ocho… 10 días, vamos a estar en San Luis”, aseguró el presidente en su conferencia matutina de este martes en Nayarit.

A propósito de Conferencias de prensa, no son de extrañar las del presidente, porque desde que fue Jefe de Gobierno de la CDMX las hizo en la sede del Palacio del entonces Distrito Federal; aunque propició que su subsecretario estrella, por encima del organigrama oficial, todos los días, pero a las 19 hrs., el Dr. Hugo López GattelRamírez, imite al presidente.

Pero hay más: a partir del martes 4 de agosto, a las 17 hrs corresponde hacer lo mismo a Don Esteban Moctezuma Barragán, titular de la SEP, quien hablará sobre temas de la escuela pandémica.

Resulta muy ilustrativo que después de que el político desdeñó a los medios de comunicación que sirvieron a los ‘neoliberales’, a los ‘conservadores’, a los ‘corruptos’,etc., ahora los contraten para replicar ¿su política de gobierno?

En fin. Volviendo a la Reunión Máxima, el presidente López, aseguró que está abierto al diálogo democrático con todos los gobernadores por ello acordó la reunión, luego de que la Alianza Federalista de Gobernadores solicitara un encuentro urgente.

Recordemos que la agrupación se integrada por los gobernadores de Aguascalientes, Jalisco, Coahuila, Michoacán, Durango, Nuevo León, Colima, Guanajuato y Tamaulipas -se desconoce la determinación de Javier Corral de Chihuahua para desligarse de este grupo-.

La temática o retos que identifican estos gobernadores, es la que aseguran enfrenta el México, recordando que los mismos mandatarios fueron quienes hace unos días pidieron la renuncia del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez.

En una reflexión ciudadana, el tabasqueño sostuvo que a pesar de los colores partidistas de cada gobernador, existe una relación de colaboración y respeto con todos, sin embargo, reconoce que al aproximarse la temporada de elecciones, se politizan ciertos temas. Inferí una actitud muy paternalista, más que conciliadora.

Los gobernadores bien identificados con otros ciudadanos, incluyendo empresarios, hace un par de meses fueron denunciados por AMLO como parte de un grupo antagónico que el propio López nombró BOA (Bloque Opositor Amplio), quienes muestran sin disimulo el descontento con la federación, desde hace tiempo con la asignación de recursos financieros y la crisis vuelve a estallar por los colores del semáforo epidemiológico.

No han faltado quienes afirman -con o sin razón- una acusación directa al Dr. López-Gatell Ramírez de definir su color con base en criterios políticos y muy poco claros. Además hay desacuerdo porque sea solo la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien los atiende.

Una de las expresiones del presidente, al saber de la aparición de bloques opositores fue “…algunos ternuritas… no nos ven con buenos ojos, están en contra de nosotros… es del derecho en la democracia, el derecho a disentir, pero que no hagan el ridículo”.

Cambio de tema: Para los universitarios de otros tiempos, el 4 de agosto era una celebración entre maestros, estudiantes, empleados y autoridades educativas, además de políticos de diferentes esferas, porque el Licenciado Alfonso Pérez Vázquez celebraba su cumpleaños.

Este año pandémico, será el primero que no se haga la celebración, pues la muerte del ´Yuca´, sucedida en la fronteriza Reynosa, llenó de luto no solo a su familia, sino a sus amigos verdaderos, de ésos que todavía existen en la facultad de Derecho Victoria y el mundo de la Autónoma en el estado. DEP Poncho.