Reflexiones en voz alta

La lección del COVID19 al sistema educativo. Quedo atenta a sus comentarios.

Por Magdalena Moreno Ortíz.

La contingencia sanitaria COVID-19 está impactando a nivel global en todos los sectores y el educativo no es la excepción.

Desde el momento en que se informó oficialmente que las clases quedaban suspendidas, en la comunidad educativa hemos asumido con responsabilidad este gran reto social.

Videos con clases grabadas, animaciones, presentaciones en power point, archivos de Word, PDF, algunos imprimibles y otros descargables, grupos de whats app, de Facebook, correos electrónicos. ¡Sí, las maestras y los maestros lo están haciendo de nuevo! con sus recursos (pocos o muchos), con vocación, compromiso y solidaridad. ¿El propósito? Llegar a todos los estudiantes para mantenerlos conectados con sus logros académicos y brindar a los padres de familia elementos para generar en casa ambientes de aprendizaje lúdicos y de convivencia familiar.

Han surgido dos escenarios, la brecha digital y la brecha generacional.

El primero es un tema de equidad, que nos deja ver que una gran cantidad de niñas, niños y adolescentes no tienen la oportunidad de acceder a las estrategias digitales, por carecer de conectividad en sus hogares o comunidades y además por no contar con un dispositivo electrónico. Una deuda pendiente con los sectores más vulnerables de nuestro estado.

El segundo; la brecha generacional, mamás y papás nos estamos dando cuenta de que efectivamente sabemos manipular los dispositivos electrónicos para compartir, dar like, tomar fotografías, editarlas, subirlas a las redes sociales, enviar cadenas de oración y hasta ¡lanzar retos! Sin embargo, nos resulta complicado acceder a las plataformas para apoyar a nuestros hijos, descargar y manipular aplicaciones o recibir y enviar archivos.

Lo anterior pone de manifiesto que la tecnología, es hoy en día un factor determinante para impartir una educación de calidad que atienda a los criterios de inclusión y equidad. Al menos lo es hoy, ante la contingencia COVID-19. Al respecto, la comunicadora Cristina Juan afirma que “es ineludible la transformación digital en la educación y asegura que con ello, la innovación, conexión, agilidad y flexibilidad en los métodos de enseñanza son una constante”

La lección la hemos aprendido como comunidad y como sistema educativo; las grandes sociedades se crecen ante las adversidades y seguramente, los tamaulipecos, nuestro sistema educativo, los maestros, alumnos y padres de familia, después del COVID-19 ya no seremos los mismos.

Magdalena Moreno Ortíz.
magdamo19012018@gmail.com
Socióloga.
Maestra en Trabajo Social.
Promotora de la inclusión, equidad, cultura y derechos humanos de la infancia y juventud.
Actualmente Subsecretaria de Educación Básica en Tamaulipas.