Ventila UIF ‘agandalle’ de legisladores en tema de la marihuana

Tiempo de lectura 2 minutos aprox.

STAFF / La Expresión

Desde el sexenio anterior, cuando se alistaba la discusión legislativa sobre la aprobación del uso lúdico de la marihuana, legisladores utilizaron información privilegiada para crear empresas con el fin de comercializar productos cannábicos, indicó Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda.

Durante su participación en el seminario 4 20 Inteligencia financiera y gestión de riesgos. Prevención de operaciones con recursos de procedencia ilícita: Caso Cannabis, Nieto Castillo, acotó que esta acción de algunos legisladores, especialmente del Partido Acción Nacional (PAN), fue un acto de corrupción por haber utilizado dicha información para un beneficio personal.

“Sería cómico si no fuera una tragedia (…) parte de los legisladores que estuvieron promoviendo la legalización de la marihuana, ya tenían constituidas empresas para todo tipo de consumo. Además del (expresidente) Vicente Fox, eran legisladores del PAN, que se supone tendrían que ser por su naturaleza ideológica más conservadores, pero no, generaron sus propias empresas”, acotó Nieto Castillo en el evento organizado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

El titular de la UIF no dudó en considerar este actuar de los legisladores, particularmente senadores, como un acto de corrupción. “Están usando información privilegiada para su beneficio personal”.

Poco impacto en cárteles

Nieto Castillo dio su perspectiva, desde la UIF, respecto al tema del uso lúdico de la marihuana y consideró que, en caso de legalizar su utilización para uso recreativo, no se prevé un golpe importante a las finanzas de los grupos delincuenciales, pues estos han sabido diversificarse en otras actividades de donde obtienen sus recursos.

“(La legalización) implicará una disminución en sus ingresos (de los grupos delincuenciales), pero no será definitiva (…) habría una reducción en sus ganancias, pero sería mínima, por la proliferación de actividades delictivas: secuestro, corrupción, cobro de uso de piso, tráfico de (otras) drogas, de órganos, trata de personas”, acotó el funcionario.