En 2020 se duplicó asesinato a policías; cumplían con su deber

Tiempo de lectura 3 minutos aprox.

Información/Christian Rivera
Ciudad Victoria. Los asesinatos a policías, en el cumplimiento de su deber en Tamaulipas, aumentaron un cien por ciento del 2019 al 2020, de acuerdo con el informe de la organización “Causa en Común”.
El informe, “Ser policía en México: asesinatos de policías, atrocidades cometidas contra policías, y registros de contagios y muertes de policías por Covid-19”, señala que en el 2020 se registraron 14 asesinatos contra elementos de seguridad en el estado.
Causa en Común señala que durante el 2018 se reportaron 14 asesinatos contra policías; en 2019 disminuyó a siete decesos, mientras que en el 2020 se volvió a disparar hasta las 14 defunciones.
La organización establece que la información obedece con registros en la prensa, por lo que la cifra podría ser mayor o menor de acuerdo a lo reflejado en el informe.
Por otro lado, en 2020, los estados con el mayor número de policías asesinados fueron Guanajuato con 84; Estado de México, 39; Veracruz, 39; Guerrero, 37 y Chihuahua con 35.
Asimismo, señala que a nivel nacional la mayoría de los policías asesinados han sido preventivos, seguidos por ministeriales, policías federales o guardias nacionales y al final elementos de Tránsito.
El informe argumenta que las policías en algunas entidades de México registran deficiencias e insuficiencias, reflejo del abandono institucional por parte de los gobiernos, ante los reducidos presupuestos y mal ejercido.
Aunado a las pésimas condiciones laborales y abusivas, nulos procesos de desarrollo, la realidad operativa y las leyes que rigen a los cuerpos de seguridad, además del desprecio social en el que se encuentran en el país.
“Además de estar desprotegidos, mal pagados y mal equipados, con jornadas extenuantes y capacitaciones exprés, los policías enfrentan día con día un altísimo riesgo (en nuestro país) de ser asesinados”, establece.
Basado en los números de la organización, en México es asesinado más de un policía al día, por lo que es más difícil propiciar y motivar a ser policía en el país, pese a que los elementos se esfuerzan por servir a la ciudadanía.
“Si bien los asesinatos de policías son una afrenta directa al Estado, la mayoría de los casos pasan desapercibidos… que buena parte de los casos quedan registrados únicamente en páginas interiores de Prensa.”.