Salta de taxi en marcha para evitar ataque sexual

Tiempo de lectura 3 minutos aprox.

Rufino Aguilera/La Expresión

Una mujer tuvo que saltar de un carro de ruta Monte Alto Las Brisas, en marcha cuando su conductor pretendía secuestrarla en Altamira; al momento de caer al pavimento varios automovilistas se detuvieron para auxiliarla, entre ellos el sacerdote Pedro Márquez, vicario de la parroquia Santiago Apóstol.

La chica de 19 años de edad, tomó
un carro de ruta, para ir al centro en busca de empleo, al ver la actitud sospechosa del chofer ella que iba en la parte trasera intentó abrir la puerta la cual estaba cerrada y al ver desocupado el asiento del copiloto se subió.

Al momento que salió de su colonia se percató que el conductor cambió la ruta, pues en lugar de llevarla la centro, tomó el puente a desnivel que lleva hacia el puerto de Altamira en ese momento ella comenzó a gritar y pedir auxilio, pues el operador del volante empezó a tocarla para secuestrarla y abusar de ella.

La valiente señorita, observó que sobre el tablero había unas tijeras, las cuales sin pensarlo las tomó de inmediato y como pudo se defendió del sujeto colocándoselas en el cuello, al momento que lo amenizabas para que quitara los seguros o se las encajaría en el cuello.

El chofer al verse entre la espada y la pared, quitó los seguros de las puertas y fue cuando abrió la puerta y se lanzó del taxi sin medir las consecuencias, ya que solo pensaba en salvar su vida e integridad, pero el atacante paró la unidad y a toda costa quiso llevársela.

Varios automovilistas le cerraron el paso al taxista al darse cuenta de la situación y fue auxiliada la mujer, el chofer la dejó tirada y emprendió la huida sobre el boulevard de los Ríos, perdiéndose entre las demás unidades.

Se solicitó el apoyo al número 911, pidiendo una ambulancia y la presencia de la policía, generando una movilización de los cuerpos de seguridad, la joven fue valorada y no prenderán heridas fuertes, solo raspones, al lugar arribó su papá que al verlo corrió a abrazarlo.

La policía no pudo localizar al responsable, sin embargo, la Fiscalía General de Justicia, ubicada a pocos metros de dónde ocurrió el acto delictivo, ya está informada del hecho y están esperando que los afectados acudan a interponer su denuncia.