Pandemia fulmina clases de catecismo en Altamira

Tiempo de lectura 1 min. aprox.

Rufino Aguilera/La Expresión

Debido a que la pandemia obligó a las iglesias cerrar por espacio de cinco meses, por lo que la inscripción de niños a las clases de catecismo cayó en un 50 por ciento ya que no cuentan con herramientas tecnológicas para llevar a cabo su preparación para el sacramento de la Primera Comunión.

Lo anterior lo informó el parroco Bernardo Horacio Arredondo Segura de la Iglesia Santiago Apóstol de Altamira, al señalar que el año pasado entre todas las iglesias se reunieron poco más de 600 niños, hoy solo 300 están de manera virtual sábado tras sábado siguiendo su formación.

El sacerdote explica que los menores al tener muchas horas frente a los dispositivos electrónicos, probablemente ya se encuentran fastidiados y lo que menos desean es tener más carga horaria sobretodo los fines de semana que requieren de un descanso.

Arredondo Segura, revela que hasta que la autorridad estatal decrete la normalidad en las actividades relacionadas con la iglesia, los representantes eclesiásticos reanudarán con responsabilidad misas, bodas, bautizos las clases de catecismo entre otras celebraciones.

De igual forma alertó a la población a no dejarse engañar por “seudo” sacerdotes que están realizando y cobrando los sacramentos en casas o jardines particulares, ya que no tienen validez oficial ante la iglesia católica.