Lo que verdaderamente da miedo…

Rosa Elena González

“Si te portas mal te llevará la bruja”, era él estate quieto a los niños malcriados de tiempos pasados, y era  tratando de infundirles miedo para que mejorara su comportamiento. 
  
Esos niños ya crecieron, a algunos les dio por ser políticos y parece que muchos fueron los que nunca hicieron caso a la sentencia de que si se portaban mal se convertirían en animal o se los llevaría la bruja, porque ya les pasaron ambas cosas y hoy su mal actuar verdaderamente da miedo. 
  
Todo viene a colación porque estamos a horas del  31 de octubre,  día de brujas, y lo que menos se desea es que los demonios anden sueltos porque ya día a día se sienten, es el fuego que quema las ilusiones de los mexicanos patrocinado por un montón de políticos que actúan como verdaderos diablos. 
Tal vez si no hubiera tantas brujas y demonios como  Diputados o Senadores, más uno que otro secretario de Estado, Alcaldes, presidentes de partidos políticos, y hasta gestores desobedientes a la voz del pueblo que es la voz de DIOS pero no la escuchan para hacer de las suyas, los mexicanos tendríamos menos sobresaltos. 
  
“Ando bien bruja”  es el dicho más socorrido por los que viven en el pueblo, y no precisamente refieren que traen mucha maldad o hechizos para convertir hasta en sapos a los enemigos, la expresión popular es para decir que no traen ni un centavo en el bolsillo, que no tienen para pagar los gastos del hogar,  en pocas palabras, que se los está llevando la bruja y así anda hoy la mayoría de los mexicanos, en crisis, con economías quebradas siempre, es por eso que el 31 de octubre no asusta. 
  
Los adoradores de Satán dicen que el día más importante para  los seguidores del maligno es el 31 de octubre porque los poderes oscuros y de brujería se manifiestan convirtiendo todo en una noche de terror que termina en un triste amanecer, ignorantes, no saben que  en México muchos días son noche de brujas donde el pueblo gracias a la 4T tienen desgraciado despertar. 
  
En Estados Unidos e Inglaterra  el 31 de octubre es día de Halloween, parte de sus tradiciones, aunque le dan diferentes connotaciones en cada país, para las historias gringas esa fiesta no es del todo mala, se creía aparecían en el campo los duendes, las hadas y las brujas pidiendo a los pobladores comida y a quien no complacían hacía maldades, originalmente así era, ya después se distorsionó al grado que muchos utilizan ese día para cometer los peores actos contra la humanidad. 
 
Para los ingleses la tradición de daño o recompensa propia del día de Halloween tiene su origen en la persecución que hicieron los protestantes a los católicos allá por los años de 1500 a 1700 y le daban una connotación más religiosa aunque se cometieran actos de barbarie, casi satánicos. 
  
En nuestro país no es más que un malinchismo adoptado en los Estados fronterizos que es donde más auge tiene, pero nuestras tradiciones siguen vivas, somos un país que celebra hasta la muerte con el Día de Muertos. 
   
En fi la situación es que el día de espantos o brujas a  los mexicanos la verdad es que nos tiene sin cuidado, estamos acostumbrados a los sustos,  al pueblo ya no le espanta que llegue la noche del 31 de octubre, menos en estos tiempos de pandemia. 
Lo que aterra es que regresemos a semáforo rojo, que la dichosa vacuna contra el coronavirus no llega, que ya no se tienen fideicomisos para hacer frente a los desastres ni catástrofes, que aún hay quienes creen que el virus es un mito, que se colapsa la economía y los de la 4T siguen espantando con el tapete del muerto en lugar aplicarse para que los mexicanos ya no tengamos tantas noches y días de brujas con sus respectivos sobresaltos. 
Ver el desinterés de los hombres del poder por el pueblo