Rifarán más aviones, yates, ranchos y joyas

López Obrador consideró importante quitar el estigma de corrupción que otros gobiernos dieron a la Lotenal.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció ayer que en 2021 continuarán las rifas de bienes incautados a delincuentes o evasores de impuestos, tal y como se hizo este año con el avión presidencial.

Explicó que los inmuebles, ranchos, yates y joyas asegurados por las autoridades, desde la Fiscalía General de la República o del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, se pueden poner a subasta o concentrarse en “un paquete” para que la Lotería Nacional organice una nueva rifa.

Detalló que, en cualquier caso, la intención es que los recursos que se recaben por los nuevos sorteos, sean utilizados para la compra de equipos del sector salud y otras necesidades de carácter social.

López Obrador consideró importante quitar el estigma de corrupción que otros gobiernos dieron a la Lotenal, que era utilizada por algunos políticos para enriquecerse o para justificar sus fortunas.

“Vamos a limpiar también esa institución y que nos ayuden, porque esta es una forma en que la gente puede expresar su solidaridad en causas justas, en lo que tiene que ver con el combate a la pobreza, a la atención a la gente más vulnerable, la salud, todas las acciones de fraternidad, de solidaridad, de ayuda a los demás, de amor al prójimo”, dijo.

“¿Y ahora qué se va a rifar?”, se le preguntó.

“Tenemos muchísimas cosas. En el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado constantemente se tienen ranchos, se obtienen residencias, bienes, aviones, yates, alhajas, todo esto que se viene subastando, pero se puede hacer un paquete considerable”, respondió.

El tabasqueño indicó que la aplicación de la nueva Ley de Extinción de Dominio permitirá incrementar la recaudación y aseguramiento de bienes.

En ese marco, se refirió a los 500 millones de pesos que recientemente entregó la FGR para el Insabi y refirió que los dólares deberán ser revisados en Canadá para determinar si alguno de esos billetes está vinculado a un crimen.

“Y es como para novela, porque tienen que ver si los dólares no tienen vestigios de droga, de sangre y si no tienen -y eso no lo sabía yo y no sé cómo lo resuelven- olor a muerto. Entonces, se apartan los que no se aprueban y regresan los que, vamos a decir, están limpios”, indicó.

Información/ElMañana.com