En Victoria muchos operadores de micros continúan en la banca

Alejandro Puente // Reportero

Debido a la baja afluencia de personas en el servicio público a causa del COVID-19 es que varios choferes de la Ruta 23 en Victoria continúan sin trabajar, ya que no se “saca” lo indispensable económicamente, por lo que acudieron a gobierno a buscar soluciones.

Emeterio Valadez Barrera operador de la Ruta 23 Framboyanes-Corregidora, explicó que buscan crear un frente ciudadano ante las decisiones tomadas por las autoridades.

Explicó que el próximo martes tendrán reunión a la una de la tarde con autoridades, donde buscan plantear varias propuestas y obtener soluciones positivas y ser apoyados ante esta pandemia.

Mencionó que a veces tienen que irse a comer con algún familiar, debido a la falta de dinero que tienen por no poder trabajar.

Dijo que los compañeros que siguen operando no dejarán de hacerlo, sin embargo los domingos pasados no estaban operando por las indicaciones que dieron las autoridades.

“Si nos piden otra vez dejar de operar los domingos y si el dueño dice que si pues tendremos que hacerlo, hasta ahorita no hay comunicación con los jefes por la situación que existe”.

Señaló que al no ser propietarios de las unidades deben acatar las indicaciones.

“Con lo poco que sacamos es para muy apenas pasarla y si se descomponen pues hay que repararlas y es una lana la que se debe invertir”.

Recalcó que muchos operadores desde el 17 de abril no están trabajando, por estar al pendiente de otros apoyos y ser solidarios con sus compañeros.

Puntualizó que hasta el momento solo a tres operadores se les han entregado los apoyos de préstamos por lo que aún en la lista quedan 127 por atender