Cuál es el miedo

ALFREDO GUEVARA
ALFREDO GUEVARA

Tinta Negra
Alfredo Guevara

En espera de que no haya sido sólo para atenuar las medidas de “estrangulamiento” que se han implementado diversos tramos carreteros, finalmente se instaló una mesa de dialogo, entre representantes del Gobierno Federal, del Estado, diputados federales y representantes de organizaciones campesinas de la zona norte de la entidad.

Fue en las oficinas de Apoyos y Servicios para la Comercialización Agropecuaria, donde se había acordado con anterioridad, aunque con la ausencia de quienes realmente tienen capacidad para la toma de decisiones.

La demanda es que el sorgo sea un cultivo elegible y por consecuencia, tenga un predio de tres mil 735 pesos la tonelada –como mínimo- y no a tres mil 200 pesos como se ha estado comercializando.

Por el Gobierno del Estado estuvo escuchando los reclamos el Secretario General CÉSAR VERÁSTEGUI OSTOS, así como el de Desarrollo Rural ARIEL LONGORIA GARCÍA. Escucharon, lo que simple y sencillamente ya sabían. También acudieron los diputados federales HÉCTOR VILLEGAS por Río Bravo y ARMANDO CERTUCHE ZUANI, algunos diputados locales y un representante del Senador JOSÉ NARRO ROBLES.

Los productores de esa región pidieron ser tomados en cuenta para la toma de decisiones del Tratado México-Estados Unidos – Canadá, además de dedicarse a la agricultura en igualdad de condiciones que los productores de esas naciones.

Y expusieron las marcadas diferencias que hay en los precios del diésel, la tasa de interés bancaria y otra serie de apoyos que la denominada “Cuarta Transformación”, es decir el Gobierno de la República los elimino de un día para otro, rediciendo presupuesto para el campo en general. Fueron más reclamos que propuestas, pero al final de cuentas, de los tres niveles de gobierno los escucharon.


Se trata de verdaderos productores de sorgo y maíz, que han integrado organizaciones, dejando de lado a otras como la Confederación Nacional Campesina, que sólo ha servido para dos cosas. De hecho, no figuró el líder en esa reunión y la razón la expuso el diputado local FLORENTINO AARON SAÉNZ COBOS, quien expuso que antes “éramos los cantineros, ahora somos los borrachos”. Más claro ni el agua.

Por cierto, no estaría de más que el buen “Tino” diera a conocer los motivos por los que seguido acude a la Secretaría General de Gobierno, siendo diputado local del PRI.

Y es que, no ha sido una ni dos, sino varias veces las que se le ha visto ronronear por el tercer piso, dando paso a especulaciones en torno precisamente al movimiento que encabezan las organizaciones campesinas y a las que no apoya SÁENZ COBOS.

Lo peor de todo, es que “Tino” entra por la puerta grande y sale prácticamente a escondidas por la que se ubica en la calle Juárez de palacio de Gobierno.

Incluso, en más de una ocasión ha tenido que acelerar el paso y estado a punto de correr, para simple y sencillamente eludir a quienes representan medios de comunicación, que cubren la fuente informativa de palacio de gobierno. Ya en otra ocasión, hablaremos de amarres y compromisos. En fin.