Regresaría burocracia en agosto

Tiempo de lectura 6 minutos aprox.
ALFREDO GUEVARA
ALFREDO GUEVARA

Tinta Negra
Alfredo Guevara

Por las condiciones que imperan en el Estado, con un elevado contagio de casos covid-19 y, producto de la desesperación de la gente que ya no quiere mantenerse en el encierro de sus casas y volver a hacer lo que hacía hasta antes de la pandemia, han surgido otra clase de riesgos. Uno de ellos, que no se pase de la fase uno a la dos en el denominado “regreso a la nueva realidad” y los negocios que abrieron sus puertas al 25 por ciento de su capacidad, finalmente se queden en ese porcentaje de atención al público. CARLOS GARCÍA GONZALEZ Secretario de Desarrollo Económico está consciente de ello, aunque coincide en que al final de cuentas, quien tomará la decisión de avanzar, regresarnos a la primera fase e incluso, retroceder, corresponde decidir al Comité Estatal de Seguridad y Salud. El riesgo es que sólo se mantendrá- al menos es lo que se espera por el Comité- el mismo porcentaje de apertura, pero las que son consideradas como no esenciales, mantendrán sus puertas cerradas al público. Y es que, cada día sigue la curva ascendente de la pandemia del coronavirus covid-19, que después de ser valorado se determinará; que se siga en la fase uno, que no se avance a la fase dos o bien, que se regrese al cierre total de actividades en empresas y establecimientos para disminuir el contagio. Al igual que la Secretaria de Salud GLORIA MOLINA, hemos insistido hasta el cansancio en que la gente se quede en casa, toda vez que es la única medida que puede ocasionar un descenso en la curva ascendente de la pandemia, en cuanto al número de casos de covid-19 se refiere. Pero a la gente le vale y, como si no existiera el virus que ya cobro vidas, sigue sin respetar medidas como el #QuédateEnCasa, el #HoyNoCircula y el uso del cubrebocas obligatorio, que solo le han servido para dos cosas. Además de todo lo anterior, persiste el riesgo de que el regreso de la burocracia a las diferentes dependencias del Gobierno sea hasta el tres de agosto de este año. ¿Por qué hasta esa fecha? Digamos que el último acuerdo gubernamental, le concede a la burocracia trabajar en casa hasta el 30 de junio. Sin embargo, como la incidencia de la pandemia, se estima que seguirá en aumento en los próximos días, el eventual regreso sería más tardado. Incluso, el Gobierno del Estado preferirá dejarlos del uno al 15 de julio que sigan con la licencia laboral con goce de sueldo, para evitar que en los primeros 15 días de julio surgiera un rebote de la pandemia y lejos de disminuir, se incrementara aún más el número de casos de covid-19. Por consecuencia, estaría de acuerdo en que sigan en casa del uno al 15 de julio y la segunda quincena del mes, darles el periodo vacacional como cada año. Por ello no está descartado que el posible regreso de los trabajadores de Gobierno, dependiendo del comportamiento de la pandemia, pero sobre todo de la gente en general, sea el lunes tres de agosto. Por cierto, el Pleno de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje decidió extender nuevamente la atención a usuarios, abogados y público en general. Ahora será el 30 de junio. Según esto, para proteger la salud de las personas y dar cumplimiento a las medidas de seguridad sanitaria contempladas ante la propagación del virus covid-19.Se pretende también evitar la concentración de personas y la propagación del virus, por lo tanto seguirá vigente la “Ventanilla Única”, y la restricción de quienes busquen realizar algún proceso jurídico. Así que, ni se acerquen. Cabe mencionar que la prórroga, no modifica ni suspende los anteriores acuerdos y a través de las estrategias diseñadas, como lo es la “Ventanilla Única”, se siguen recepcionando las demandas individuales por despido, promociones o documentos de personas físicas como sindicatos, tanto de la Junta Local como de las Juntas Especiales. Toda recepción de documentos o diligencias, serán acordados y tramitados en su orden, hasta el día hábil siguiente que se reinicien las labores, al igual reiteró la suspensión de las audiencias y diligencias programadas por el periodo de duración de la emergencia sanitaria. Así que, sino han podido abatir el rezago que tienen, con todos los expedientes que se han generado por la pandemia, lo más probable es que los laudos o convenios entre las partes se prolonguen todavía más. En fin.