Como las víboras, cambio de piel…

Pues ahí tiene usted que la Senadora, LILI TELLEZ, abandonó la bancada MORENA para sumarse a las filas del PAN, pero si usted piensa que se despoja del guinda y se viste de azul porque se dio cuenta que la 4T no es lo que México esperaba.

Permítame decirle que, aunque la 4T no es lo que México requiere, quizá tampoco es lo que LILI TELLEZ esperaba, no porque ella sea más decente que los otros sino porque vio que no le darían la oportunidad de hacer su sueño realidad.

Es obvio que LILI quiere ser candidata a Gobernadora de Sonora el próximo año y desde ya comienza a buscar la manera de figurar y como hasta, la señalada de corrupta, ANA GABRIELA GUEVARA parece tener seguro aparecer en la boleta electoral cobijada por Morena pues TELLEZ no se quiere quedar atrás.

Hace algunos años escuchamos a LILI TELLEZ decir que los del PRI y el PAN no tenían lealtad a nada, que se majeaban de acuerdo a sus conveniencias, que les interesaba más el poder que el compromiso que tenían con el pueblo, que unos y otros eran corruptos y jamás pertenecería a esos partidos porque estaban podridos.

¿Qué paso?, una de tres, se le olvidaron sus dichos, se volvió exactamente igual a los que criticaba o solo hablaba para que la gente la viera como una mujer con verdadera vocación de servicio y compromiso social cuando en realidad lo que buscaba era poder, fama y fortuna que quizá como comunicadora no logró.

Quien sabe, pero lo cierto es que la Senadora LILI TELLEZ se está tragando sus propias palabras, está haciendo justo lo que criticaba, de lejos y de cerca se ve que su interés es contender por la Gubernatura de Sonora y porque quizá enfundada en los colores de Morena no le alcanzaría, una por el desgaste del ese partido o, cosa peor que los morenos ya tienen en ese Estado otras prospecta.

Dice LILI TELLEZ que se va de MORENA y al PAN porque no quiere ser parte de la corrupción, que alguien le explique que no se requiere cambiar de partido para ser congruente y velar por los intereses de los mexicanos.

Es más, desde el mismo partido que le dio cobijo y la lanzó al estrellato político, MORENA, puede ser la rebelde y ganaría más adeptos, la gente se sumaría a su proyecto porque tendrán congruencia sus dichos con sus hechos.

Cambiando de partido la gente la vera como traidora, como las víboras que cambian de piel por así convenir a sus intereses. Además al PAN solo le sirve para tener una voz más en el Senado y nada más porque es sabido que quien traiciona una vez lo hace siempre, en las urnas no será garantía de triunfo.

Pero bueno, está claro que LILI TELLEZ lo que busca es ser candidata a gobernadora de Sonora, el proceso electoral está por iniciar y ella seguro espera con el PAN a la contienda entrar.

Para ella el partido es lo de menos, lo que le importa es el vehículo y aunque el PRI es poder en ese estado puede ser que este por llegar la alternancia y con MORENA no le alcanzará para tanto.

Sonora actualmente es gobernado por el PRI, a través de CLAUDIA PAVLOVICH, la mujer no ha sido la mejor gobernadora de ese Estado, de hecho hay muchas voces que se manifiestan en su contra y quizá los sonorenses puedan cambiar de color pero igual los priistas saben que con los panistas pueden transitar, con los de Morena no pueden ni hablar, la mayoría de ellos no sabe ni razonar y si el PAN no tiene mejores cartas puede ser la oportunidad de LILI TELLEZ, que la verdad es mejor periodista que política.

En fin, la situación es que en el Senado los de morena tienen una baja y el PAN sube su cifra, LILI TELLEZ olvidó sus dichos y cambio el guinda por el azul, la verdad no necesitaba cambiar para hacerse notar, de echo puede ser que figurara más siendo la rebelde, claro, eso no le daría oportunidad de participar en la próxima contienda electoral de su Estado natal, razón por la que la Senadora, como las víboras, cambio de piel.