Coronavirus ha generado 350 toneladas de residuos peligrosos

Los pacientes contagiados de COVID-19 en México han generado, hasta el momento, alrededor de 350 toneladas de residuos biológico infecciosos de los clasificados como no anatómicos, entre los que se encuentran materiales desechables como guantes, batas, goggles y cubrebocas, estimó la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).


Ricardo Ortiz Conde, director general de Gestión Integral de Materiales y Actividades Riesgosas de la Semarnat, señaló, en entrevista con Excélsior, que cada enfermo de coronavirus produce al día un promedio de 2 a 2.2 kilos de residuos considerados como peligrosos.


“Hay un escenario máximo de unas 350 toneladas de residuos, hasta el momento, relacionados con COVID directamente, considerando el número de contagios confirmados”, indicó.


El ingeniero ambiental con maestría en Ciencias aseguró que México tiene la capacidad instalada para la recolección, transportación y el destino final de los residuos biológico infecciosos de la pandemia.


Detalló que en el territorio nacional existen 39 empresas autorizadas para la recolección y el transporte de estos desechos con capacidad de 795 toneladas por viaje; 36 de almacenamiento temporal y acopio para 18 mil 867 toneladas al año; 35 empresas para el tratamiento de 395 mil toneladas anuales y 19 plantas de incineración para 117 mil 519 toneladas al año.


Destacó que en breve se autorizará la ampliación de capacidades para la recolección de materiales desechables del COVID-19, a solicitud de las propias empresas que están teniendo una creciente demanda, a través de vehículos que deben cumplir con ciertas características como tener cajas cerradas herméticas, sistema de captación de escurrimiento y refrigeración.


“Es decir, están adquiriendo o acondicionando equipos, vehículos de recolección nuevos para poder enfrentar la demanda que ellos están teniendo, y eso también lo estamos haciendo de manera prioritaria, y se va a tener esa ampliación en los próximos días” adelantó.

El director general de Gestión Integral de Materiales y Actividades Riesgosas de la Semarnat explicó que de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana 087, los residuos biológico infecciosos no anatómicos pueden ser incinerados o tratados químicamente para eliminar su peligrosidad, y posteriormente ser depositados en rellenos sanitarios para desechos sólidos urbanos.

En el caso de los pacientes de COVID-19 que convalecen en sus hogares y generan residuos biológico infecciosos, Ricardo Ortiz Conde recomendó a las familias colocar los materiales desechables por separado en doble bolsa de plástico, no llenarlas al máximo de su capacidad para evitar que se rompan y rotularlas como desechos peligrosos.


Dijo que, por su parte, los sistemas de recolección de las alcaldías de la Ciudad de México o municipios en el país tienen que modificar sus actividades para realizar la limpieza y desinfección diaria de vehículos e instalaciones de los centros de transferencia al final de cada jornada de trabajo.


El funcionario federal apuntó que el personal de limpia tiene que contar con equipo completo de protección personal como calzado, overol, guantes, cubrebocas, goggles y gorra y dijo que este uniforme necesita lavarse, desinfectarse o desecharse.


Agregó que, en lo posible, los camiones de basura tienen que dirigirse directamente a lo sitios de disposición final, sin pasar por los centros de transferencia.

Con información de OMNIA.