Coronavirus derrumba emblemáticos festivales de Edimburgo

Tiempo de lectura 4 minutos aprox.

Londres. Los cinco festivales de cultura, teatro, música, literatura y arte que transforman a la ciudad de Edimburgo cada verano dejarán de celebrarse este agosto debido al impacto del coronavirus.

Llamados festivales del verano boreal, han sido cancelados por primera vez en más de 70 años, informaron el miércoles los organizadores.

Con 25 mil artistas de más de 70 países, los encuentros atraen auditorios de alrededor de 4.5 millones de personas a la capital escocesa cada agosto. Es la primera vez que se cancelan desde que el festival debutó en 1947, tras la Segunda Guerra Mundial.

Shona McCarthy, directora ejecutiva de Edinburgh Festival Fringe Society, explicó: “es desgarrador que Fringe y los festivales hermanos de agosto no se celebren como estaban planeados este año.

Sin embargo, después de haber sido asesorados y de considerar todas las opciones, creemos que ésta es la única respuesta adecuada, agregó.

Tras la Segunda Guerra Mundial se fundó el Festival Internacional de Edimburgo para fomentar la reconciliación a través del arte.

El Fringe, que atrae a miles de aspirantes a comediantes, comenzó el mismo año cuando ocho compañías de teatro se presentaron sin invitación para actuar al margen del primer festival internacional.

Ambos encuentros se unieron en The Royal Edinburgh Military Tattoo, reuniendo a intérpretes folclóricos y militares en 1950. Ferias del libro y de arte se sumaron en 1983 y 2004.

Papel cultural y social

Fergus Linehan, director del Festival Internacional de Edimburgo, señaló que los encuentros cumplían un papel muy importante en la vida cultural, social y económica de Edimburgo y de Escocia, y que la decisión no había sido tomada a la ligera.

Este festival nació de la adversidad, de una necesidad urgente de reconectar y reconstruir, indicó Linehan.

La crisis actual provoca a todos en el festival un sentido de urgencia similar. El trabajo comienza inmediatamente para la temporada del festival de 2021 que impulsará tanto nuestro espíritu como nuestra economía, expresó.

Los festivales, ahora cinco, que incluyen el popular Fringe de artistas oscuros y convencionales, en conjunto, son considerados el segundo encuentro cultural más grande del mundo después de los Juegos Olímpicos de Tokio, que fueron pospuestos la semana pasada debido a la pandemia.

La seguridad de los participantes, el público, los residentes y todos los conectados con nuestros festivales, siempre estará primero, declaró Shona McCarthy.

Además de ser un fuerte golpe financiero (hasta mil 200 millones de dólares), la cancelación también lo es para muchos en las artes en el Reino Unido.

Esta es una decisión desgarradora, pero absolutamente es la correcta, destacó la primera ministra escocesa Nicola Sturgeon a legisladores en Edimburgo.

Sturgeon puntualizó que el gobierno escocés analizaba redistribuir el apoyo otorgado a los festivales para asegurar que los artistas y trabajadores independientes reciban sus pagos. También prometió ayuda del gobierno para que los festivales puedan regresar aún más fuertes.

Ellie Gibson y Helen Thorn, conocidos como el dúo de comedia Scummy Mummies que el año pasado tuvo 25 espectáculos totalmente vendidos en Edimburgo, señalaron a The Associated Press que estaban muy tristes por la cancelación, pues el ambiente en la ciudad durante los festivales es brillante.

Con información de La Jornada