La producción industrial en México cae 1.8% en 2019

– El decrecimiento anual del 0.1% se ajusta a las previsiones de instituciones oficiales y expertos para 2019

Con información de: Noticieros Televisa

La producción industrial en México cayó un 1,8 % en 2019 frente al 2018 debido al decrecimiento de la construcción y la minería, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Esta cifra fue resultado de las caídas de la minería (5,1 %) y la construcción (5 %), que se contrarrestaron parcialmente por el alza de la generación y transmisión de energía eléctrica, agua y gas (2,3%) y de la industria manufacturera (0,2 %), precisó el organismo en
un comunicado.

En diciembre, la actividad industrial cayó un 1 % en relación al mismo mes del año anterior por el descenso de la construcción (4,5 %) y la manufactura (0,5 %), en tanto creció la generación y transmisión de energía eléctrica, agua y gas (6,5 %) y la minería (0,4 %).

En cifras desestacionalizadas, la actividad industrial decreció un 0,3 % en diciembre respecto al mes previo, por la caída de la minería del 0,9 % y pese al alza de la generación de electricidad (0,6 %), la construcción (0,6 %) y las industrias manufactureras (0,5 %).

La producción industrial en México aumentó un 0,2 % a tasa anual en 2018 gracias al alza en la generación de electricidad, en la industria manufacturera y en la construcción.

En 2017, disminuyó un 0,6 % interanual por la reducción de la minería, la construcción y la generación de electricidad.

El producto interior bruto (PIB) de México creció un 2,1 % en 2018, al igual que el 2,1 % del año anterior. En cambio, el PIB se contrajo 0,1 % en 2019, lo que supone una sustancial caída, según datos divulgados el 30 de enero por el Inegi en una estimación preliminar.

El decrecimiento anual del 0,1 % se ajusta a las previsiones de instituciones oficiales y expertos para 2019.

Para este 2020, analistas del sector privado consultados por el Banco de México pronostican un crecimiento de 1,08 %, mientras que el Banco Mundial prevé un aumento del 1,2 % a medida que repunten las inversiones.