Hay esperanza de vida para mineros atrapados en Coahuila; hoy es un día crucial

Tiempo de lectura 2 minutos aprox.

STAFF

Coahuila. Luego de 37 horas de que autoridades y rescatistas lucharan contra el agua que mantenía inundado el pozo de carbón siniestrado en el predio “El Pinabete”, en la Villa de Agujita, la estrategia de perforación dio una esperanza a familiares de los diez mineros que continúan atrapados.

Fue alrededor de las 20:00 horas del jueves cuando personal militar acomodó mangueras en una zanja improvisada al exterior de los pozos y brotó un grueso chorro de agua que bajó ligeramente los niveles de líquido en los tres pozos que conforman el predio minero.

De acuerdo a la Secretaría del Trabajo de Coahuila, de 13 metros de agua que se habían logrado extraer el miércoles, se pasó a 24. La meta por alcanzar son 30 metros para llegar al fondo del pozo que es de 60 metros.

“En una hora, la última, en el pozo II bajaron cuatro metros; en el pozo IV, 1.5 metros y en el pozo III, 1.30. Se está avanzando hemos tenido el mayor avance durante esta tarde y se espera haya más durante la noche”, detalló Nazira Zogbi, secretaria del Trabajo en Coahuila.

Con la extracción del líquido la esperanza de los familiares de los mineros atrapados crece. De reducirse el agua hasta los 30 metros previstos, el siguiente paso sería ubicar el punto por donde ingresa el líquido para utilizar un material tipo esponja que taparía la filtración.

De acuerdo con los trabajadores mineros que apoyan en el rescate, el agua que impide el avance en las labores de rescate proviene no solo del Río Sabinas, que se encuentra a 300 metros de la zona siniestrada, hay dos predios mineros más, con pozos en desuso que pudieran tener filtraciones cuyo cauce natural es “El Pinabete”.