Sindicatos en la ‘cuerda floja’ por no renovar sus dirigencias

Tiempo de lectura 4 minutos aprox.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social detalló que el universo de organizaciones sindicales que tenían pendiente realizar el proceso de cambio, sumaba a 161.

Aquéllas organizaciones sindicalesque no hayan realizado la renovación de sus dirigencias, es decir, de su comité ejecutivo en el que se incluye el secretario general, podrían dejar de representar a los trabajadores, ya que la prórroga que otorgó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), por motivo de la pandemia, termina este 31 de marzo.

En la lista que publicó la dependencia, el universo de organizaciones sindicales que tenían pendiente realizar el proceso de cambio, sumaba a 161, algunas de éstas son:

  • El Sindicato de Trabajadores del Centro de Investigación y Docencia Económica A.C.
  • Sindicato Independiente de Trabajadores de la Universidad Metropolitana.
  • Sindicatos de Trabajadores del Colegio de México.
  • El Sindicato de Trabajadores de la Empresa Ingenio “El Potrero”.
  • El Sindicato Nacional de Trabajadores y Empleados de Afore XXI.

También en la lista se encontraba el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Autónoma de México(STUNAM); organización sindical solicitó una prórroga, misma que le fue otorgada por el Centro federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) y cuya votación se realizará el 25 y 26 de abril, y la prórroga le fue otorgada hasta el 30 de abril de 2022.

No obstante, no es el caso de todas las organizaciones que la autoridad tiene identificadas que requieren renovación; y “en el caso de que no hayan realizado el trámite, de acuerdo con la reforma laboral de 2019, los sindicatos se quedarán sin representación legal, lo que implica que ya no sean reconocidos por la autoridad, ni por las empresas para realizar cualquier trámite”, explicó Pablo Franco, presidente de la Unión de Juristas de México.

Asimismo, destacó que en caso de que no hayan realizado el proceso de cambio, “tampoco podrán, después del 31 de marzo, revisar o convocar al cambio de directiva”, añadió.

En  tanto, Alejandro Áviles, destacó que “los sindicatos que no hayan renovado su directiva, mantendrán la calidad de sindicato, pero no podrán actuar frente a terceros, como por ejemplo realizar un emplazamiento o a ejercitar alguna acción jurídica, pues es la toma de nota la que los acredita como sindicato debidamente registrado ante la autoridad registral”.

Ambos especialistas coincidieron en que no todos los sindicatos señalados realizarán la renovación de sus directivas, “muchos de ellos no eran sindicatos activos o tienen pocos contratos, lo que servirá para depurar la existencia de los mismos”, afirmó Franco.

Destacó que la reforma de 2019 en buena medida busca “depurar” a las organizaciones sindicales inexistentes, así como desaparecer los contratos colectivos que son de protección y que afectan a trabajadores y empleadores.

Con información de El Economista