Entrenador de futbol va a la cárcel por incurrir en un delito sexual

Tiempo de lectura 3 minutos aprox.

Alberto García/La Expresión


McAllen, Texas. —Tras declararse culpable de producir pornografía infantil en uno de diciembre del año pasado, un Juez del Distrito Álvarez, condenó a Óscar Hinojosa a 210 meses de encierro en una prisión federal de los Estados Unidos.
Durante la audiencia, al tribunal le fue presentada información adicional, donde se incluyó una carta a la víctima que detallaba el impacto que este caso tuvo el menor involucrado.
Para llegar a la condena, los miembros del tribunal consideraron que el entrenador de fútbol estaba en una posición de confianza, de la que abusó en perjuicio de su víctima.
El culpable cumplirá diez años en libertad supervisada después de la finalización de su pena en prisión, tiempo donde deberá cumplir con numerosos requisitos diseñados para restringir su acceso a los niños y al Internet, además Óscar Hinojosa deberá registrarse como delincuente sexual.
De acuerdo a las pruebas, se sabe que, desde marzo de 2020 hasta junio de 2021, Hinojosa mantuvo una relación con una menor de 15 años, al ser su entrenador.
En dicho periodo el entrenador dio instrucciones a la víctima para que enviara una foto sexualmente explícita de sus genitales, en una pose específica; además también intentó cultivar una relación similar con otra de las mujeres menores de edad de su equipo de fútbol, aunque sin éxito.
Cabe señalar que el culpable no es ciudadano de los Estados Unidos, por lo que no tiene un estatus legal para residir en ese país. También es importante comentan que fue el Departamento Policía y las investigaciones de Seguridad Nacional quienes llevaron a cabo la investigación.
El Asistente de Estados Unidos, el abogado Colton T. Turner, procesó el caso, que se presentó como parte del Proyecto Infancia Segura (PSC, por sus siglas en inglés), que es una iniciativa nacional que el Departamento de Justicia lanzó en mayo de 2006 para combatir la creciente epidemia de explotación y abuso sexuales infantiles en los Estados Unidos.
Las Oficinas de Abogados y la Sección de Explotación y Obscenidad Infantil de la División Penal dirigen el PSC, que reúne recursos federales, estatales y locales para localizar, detener y procesar a las personas que explotan sexualmente a los niños e identifican y rescatan a las víctimas.