Pues no le dieron chance: Rosario Robles permanecerá presa

Tiempo de lectura 5 minutos aprox.

Aunque Robles ganó un amparo para que se revisara la medida cautelar en su contra, en una audiencia este miércoles se determinó que siga en prisión porque, según el juez, prevalece el riesgo de fuga.

Rosario Robles Berlanga, exsecretaria de la Sedesol y la Sedatu, se presentó este miércoles a una nueva audiencia, en la que se ratificó la medida de prisión preventiva en su contra, en el proceso que enfrenta por el caso de “La estafa maestra”.

Luego de dos horas y media de iniciada la audiencia, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) informó que el juez Ganther Alejandro Villar Ceballos, del Reclusorio Sur de la Ciudad de México, determinó que Robles debe continuar en Santa Martha Acatitla, donde ya ha pasado dos años.

“(El juez) determina que debe continuar en prisión preventiva. Lo anterior, porque prevalece un elevado riesgo de fuga”, informó la Judicatura.

Durante la audiencia, el juez puntualizó que tanto la propuesta de la Fiscalía General de la República (FGR), es decir, la continuación de la prisión preventiva, como las propuestas por la defensa, su salida, “resultan idóneas para sujetar a la imputada al proceso”.

Sin embargo, el juez consideró que el resguardo domiciliario le facilitaría los medios para salir del país, además de que su estado de salud le permite seguir en reclusión. 

“(El juez considera) que las cuestiones de salud no son obstáculo para que permanezca en prisión y aclara, que, al margen de ello, cada que tenga alguna cuestión de salud, puede acudir al juez de ejecución para solicitar las medidas que ella y su defensa consideren pertinentes”, indicó la Judicatura.

Antes, al informar a las partes sobre los efectos del amparo recientemente obtenido por Robles, el juzgador detalló que, en términos de la ejecutoria, no se les permitiría una nueva participación para debatir pruebas, sino que la medida cautelar se resolvería con lo ya presentado.

Afuera del centro penitenciario, Mariana Moguel, hija de Rosario Robles, y Epigmenio Mendieta, abogado defensor, confiaron en que el juez accedería al cambio de la medida cautelar.

En declaraciones a reporteros, Moguel aseguró que su mamá no debió ingresar al penal de Santa Martha Acatitla y demandó “piso parejo” con relación a su caso y a otras personas acusadas por actos de corrupción cometidos en la administración pasada, esto, en referencia al exdirector de Pemex Emilio Lozoya, quien, como testigo colaborador de la FGR, sigue su proceso en libertad.

“Mi madre está acusada por un delito no grave, por el que nunca debió haber pisado Santa Martha Acatitla, porque la omisión no merece ningún tipo de medida cautelar (…) Pedimos piso parejo, no a la justicia simulada, a la justicia selectiva, sino a la justicia de piso parejo”, expresó la exdiputada local.

A inicios de octubre, el Noveno Tribunal Colegiado del Primer Circuito concedió un amparo a Robles, resolviendo que el juez de control cometió violaciones constitucionales al dictarle prisión preventiva, pues no existía una causa fundada o motivada con relación al o los delitos que se le imputan.

El delito del que se le acusa es ejercicio indebido del servicio público, que no amerita prisión preventiva. Sin embargo, en 2019, el juez que entonces llevaba el caso dictó esta medida cautelar por inconsistencias identificadas en el domicilio que notificaba la exfuncionaria.

El juez que inicialmente dictó la prisión preventiva a Robles es Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, sobrino de la exsenadora morenista Dolores Padierna, quien en 2020 fue retirado del caso por una cuestión administrativa, pues el Poder Judicial de la Federación rota a sus jueces de control.

A la par de esto, la FGR cuenta con una orden de aprehensión por los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada en contra de Rosario Robles.

Se trata de una imputación distinta, pero que también tiene que ver con “La estafa maestra”, por supuestos malos manejos por más de 77 millones de pesos, y que puede llevar a Rosario Robles, una vez más, a prisión preventiva.

Con información de Expansión