Son intendentes del IMSS dueños de empresa que defraudó al IETAM

Tiempo de lectura 5 minutos aprox.

Alejandro Paz / La Expresión

En Ciudad Victoria. Un empleado de intendencia y otro de lavandería, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), son los propietarios de la empresa a la cual el Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM) le adjudicó a modo un contrato por hasta un millón 200 mil pesos.

Ángel Ramón Rentería Brenist desde agosto del 2015 es auxiliar de limpieza en el Hospital General de Zona número Uno ubicado en la colonia Pedro Sosa.

Mientras que José Domingo Rodríguez Reyes desde el 2019 está asignado al área de lavandería del Hospital del IMSS en el municipio de El Mante.

De acuerdo con la Plataforma Nacional de Transparencia, Rentería Brenist tiene un sueldo bruto de ocho mil 928 pesos con 40 centavos, y Rodríguez Reyes percibe la cantidad de 13 mil 215 pesos con cuatro centavos.

Ambos servidores públicos son propietarios de la empresa “Consumibles PCM”, según la escritura pública ocho mil 70 de la notaría número 47 asentada en San Pedro Garza García, Nuevo León.

El notario Daniel Elizondo Garza detalló que el 13 de noviembre del año 2013 compareció Rentería Brenist y Rodríguez Reyes para constituir una sociedad anónima con domicilio en Valle de los Eucaliptos de la colonia Valle de las Palmas en Apodaca, Nuevo León.

Aunque la empresa fue creada en tierras neolonesas, sus propietarios dijeron tener su domicilio en la calle Ceferino Morales de la colonia Américo Villarreal y en la calle Mier del fraccionamiento Industrial, ambos en esta Ciudad.
También la cuenta bancaria empresarial número 0196058922 fue abierta en la sucursal de Bancomer, ubicada en el bulevar Tamaulipas y calle Michoacán.

Otro de los cambios, realizado ante el mencionado notario sucedió en diciembre del 2016, cuando Paulo Cesar Cepeda García se presentó a protocolizar el acta de asamblea extraordinaria en que se declina como administrador único a Rentería Brenist.

En dicho acto, se anotó la presencia de Jakelin Yadira Cabrera Herrera, quien fungió como representante legal de la empresa ante el IETAM para participar en la licitación número IETAM-CISB-002-2020.

La información consultada revela que la representante legal hasta el año pasado era auxiliar administrativa en la Fiscalía General de Justicia.

Cabrera Herrera tiene un puesto de confianza, por el que percibe un sueldo mensual de nueve mil 726 pesos, refiere la Secretaría de Administración del Gobierno de Tamaulipas.

La empresa recibió un contrato hasta por un millón 200 mil pesos que posteriormente incumplió en la entrega de insumos, ocasionando una reasignación del contrato.

De 13 empresas participantes, cuatro declinaron su participación, por lo que se benefició a la denominada “Consumibles PCM S.A de C.V” para suministrar en la modalidad de contrato abierto cartuchos de tóner, memorias USB, limpiador para pantallas y componentes electrónicos.

Al transcurrir dos meses la representante legal presentó una solicitud para modificar el contrato DA/CB/003/2020, lo que le fue aprobado por el Comité de Compras y Operaciones Patrimoniales del IETAM, pero otra vez falló a los términos pactados.

Lo anterior motivó la adjudicación directa para la empresa “Computadoras y Sistemas de Victoria S.A de C.V”.
La nueva propuesta presentada por la secretaria técnica del Comité de Compras y Operaciones Patrimoniales, Patricia Elizabeth Barrón Herrera fue por un monto de hasta 225 mil 865 pesos más IVA, aun cuando la mercancía que no entregó la primera empresa estaba valuada en 60 mil 193 pesos.

El riesgo de adjudicar todas las partidas a un solo proveedor fue advertido al órgano electoral por dos de los 13 licitantes en la apertura de propuestas, pero decidieron omitirlo, para posteriormente favorecerla.