No hay necesidad de tener tantas calificadoras: Pemex tras terminar contrato con Fitch

Tiempo de lectura 4 minutos aprox.

Octavio Romero Oropeza, director de la petrolera, señaló que por norma, Pemex podría trabajar solo con dos calificadoras, aunque se decidió que se colaborará con tres: Standard & Poor’s, Moody’s y HR Ratings.

Petróleos Mexicanos (Pemex) decidió esta semana no renovar su contrato con la calificadora Fitch Ratings, por lo que dejará de recibir sus servicios a partir del jueves 4 de marzo.

¿Esto a qué se debió? Octavio Romero Oropeza, director de la empresa productiva del Estado, señaló este miércoles que la administración heredó contratos con cuatro calificadoras.

Por norma, Pemex debe trabajar con al menos dos calificadoras, comentó el funcionario.

“Ahora se acaba de vencer el contrato con Fitch y ya no lo renovamos, entonces vamos a trabajar con tres: Standard & Poor’s, Moody’s y HR Ratings. Estamos dentro de la legalidad. Simplemente se agotó el contrato”, agregó.

Romero Oropeza fue cuestionado si detrás de la decisión también estaba motivadas por la austeridad.

“Sí, no hay necesidad de tener tantas calificadoras”, puntualizó.

De acuerdo con el director de Pemex, el contrato con cada una de las calificadoras es por cerca de 7 millones de pesos.

Vitol ofrece a México ‘reparación del daño’ por escándalo de corrupción

El directivo también señaló que recibió una oferta de Vitol, el mayor comerciante de petróleo independiente del mundo, para reparar el daño por un escándalo de corrupción revelado en Estados Unidos.

Vitol fue suspendida en diciembre de hacer negocios con Pemex después de que tuvo que pagar poco más de 160 millones de dólares para resolver las investigaciones de la justicia estadounidense sobre el pago de millones de dólares en sobornos en Brasil, Ecuador y México.

Romero Oropeza comentó que Vitol se puso en contacto con la petrolera señalando que ya habían resuelto el problema y, por lo tanto, buscaban reanudar su relación comercial.

“Respondimos al director de Vitol que nos daba gusto que ya hubiesen resuelto el problema, pero que lo que no nos daba gusto es que ni enterados estábamos porque se referían al soborno de alguno o algunos funcionarios de Petróleos Mexicanos”, dijo.

Pemex pidió a Vitol informarle qué contratos o qué funcionarios estaban involucrados en esos actos de corrupción. La empresa estadounidense señaló que no podía dar a conocer esa información por razones jurídicas.

Tras comunicarles que Pemex no puede trabajar con empresas acusadas de actos de corrupción, Vitol ofreció a Romero Oropeza un acuerdo de “resarcimiento de daños” por el orden de 17 millones de dólares más otras cantidad que se ‘pagaría’ por concepto de trabajos que Vitol haría para la petrolera sin costo.

Sobre el tema, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que ese ofrecimiento debe ser analizado y, en su caso , aceptado por la Fiscalía General de la República.

Sin embargo, aclaró lo siguiente:

“Si no sabemos quiénes fueron sobornados, no podemos aceptar la supuesta reparación del daño porque seríamos encubridores, cómplices. Eso lo tiene que saber Vitol”, subrayó.

En caso de que la propuesta fuera aceptada, el dinero iría al Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado.

Información/ElFinanciero.com