Basan acusación contra Gobernador en venta de departamento

Tiempo de lectura 4 minutos aprox.

Información/Christian Rivera
En Ciudad Victoria. Alonso Aguilar Zínser abogado del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, aseguró que la investigación de la Fiscalía General de la República (FGR) en su contra carece de vínculos con delincuencia organizada y tráfico de combustibles, y más bien se trata de un caso patrimonial.
“La acusación específica, concreta, presentada por la Fiscalía, no entraña o implica vínculos con delincuentes, vínculos con banda de narcotráfico, vínculos con huachicoleo; este es un delito finalmente patrimonial”, enfatizó.
Explicó que se le imputa el presunto delito de defraudación fiscal en atención a que recibió en su cuenta de cheques la cantidad de 42 millones de pesos en el 2019, por la venta de un departamento en Santa Fe, Ciudad de México.
“La Fiscalía gestiona el origen de esos recursos: De dónde vienen esos recursos, por qué fueron depositados en esa cuenta, y estima que como consecuencia de no se encuentra acreditado el legítimo origen de ese dinero, puede actualizar la comisión de delito de defraudación fiscal, el delito de lavado de dinero con recursos de procedencia ilícita y el tipo de delincuencia organizada por la distribución de ese dinero se hizo una vez que llegó a su cuenta”, señala el abogado
Dicho departamento, asegura, se encontraba registrado en copropiedad con su esposa, la presidenta del DIF Tamaulipas, Mariana Gómez de García Cabeza de Vaca, y ambos pagaron impuestos por la parte proporcional de la propiedad.
Precisó que parte de los 42 millones de pesos se destinó a pagar un crédito, mientras que el resto se invirtió en una empresa familiar “agrorural”, por lo que se trabaja en acreditar lo antes expuesto en la comparecencia que tendrá Cabeza de Vaca y su abogado dentro de siete días naturales ante la Comisión Instructora de la Cámara de Diputados.
“Habrá un periodo de ofrecimiento en favor de prueba y posteriormente tendremos la oportunidad ya con las pruebas de formular alegatos para acreditar y probar que el gobernador no es responsable de lo que hoy se le imputa”, señaló.
Aguilar Zínser adelantó que en el capítulo de antecedentes, aparece que la persona que le depositó los 42 millones a la cuenta del gobernador firmó un año atrás convenios con el Gobierno del Estado, por lo que supone la Fiscalía que esta persona trianguló los recursos en beneficio del Mandatario, sin embargo, se cuenta con las pruebas fehacientes para probar la inocencia de Cabeza de Vaca.
“Por eso creemos, con toda confianza, que vamos a documentar perfectamente la operación y vamos a acreditar que, primero, el origen de los recursos que el hombre que compró eran lícitos porque así aparece y así se constituyó la escritura de compra-venta; dos, que el gobernador fue transparente, pagó sus impuestos, acreditó debidamente las cuentas que originaron el pago y acumuló en su Impuesto Sobre la Renta esa utilidad”, finalizó.