Cobrará Pilar Gómez por limpieza; Anuncia “cacería” de predios baldíos

Christian Rivera/ La Expresión

Ciudad Victoria. – La alcaldesa María del Pilar Gómez Leal anunció la identificación de predios baldíos en el municipio de Victoria para limpiarlos y cobrar por el servicio a sus propietarios.


Gómez Leal se basa en que el Congreso del Estado aprobó en comisiones pedir a los 43 ayuntamientos aplicar el cobro por limpiar terrenos abandonados, al existir un gran número de casas, terrenos y edificios baldíos que son un foco de infección para la población.


“El @CongresoTams aprobó en comisiones dictamen de iniciativa que exige a propietarios de terrenos baldíos mantenerlos limpios, si no el Mpio. lo realizará con permiso y cargo al propietario. Estamos identificando predios. ¡Jalemos parejo!”, tuiteo la edil.


El Artículo 140 del Código Municipal para el estado de Tamaulipas, establece que los propietarios o poseedores de predios baldíos o no edificados, de viviendas, construcciones o edificaciones abandonadas, están obligados a dar limpieza del mismo, para evitar proliferación de animales o generar foco de infección.


Sin embargo, el poder legislativo aprobó que de no ser así el ayuntamiento deberá realizar el servicio de limpieza o desmonte y cobrar por los servicios.


El dictamen menciona que “Los derechos por limpieza y desmonte… causarán y pagarán de acuerdo a lo establecido en la Ley de Ingreso Municipal respectiva y en aquellos Municipios que no esté contemplado el rubro, pagarán el costo del arrendamiento de la maquinaria y la mano de obra utilizada y en general el costo y demás elementos que requiere el Ayuntamiento para la prestación del servicio”, se lee en el mencionado artículo.


De acuerdo con los diputados locales los terrenos abandonados son una fuente de infección y proliferación de vectores que provocan enfermedades como: Dengue, Zika y Chikungunya.


Además, que las personas temen pasar por esos predios al ser guarida de amínales como perros, gatos, roedores, reptiles, etcétera, optando los vecinos por rodearlos y tardar más tiempo en llegar a sus escuelas, centros de trabajo o a surtir la despensa.