México amenazó con expulsar a agentes antidrogas de EE.UU. por caso Cienfuegos, asegura NYT

De acuerdo con The New York Times, México amenazó con poner en peligro su asociación con EE.UU. para llevar ante la justicia a varios capos de la droga

Luego de conocer la detención del general Salvador Cienfuegos en Los Ángeles, California, y la investigación en su contra por su presunta responsabilidad en delitos de narcotráfico y lavado de activos, el Gobierno de México amenazó a Estados Unidos con expulsar a agentes antidrogas.

De acuerdo con tres fuentes citadas por The New York Times, México amenazó con poner en peligro su asociación con Estados Unidos para llevar ante la justicia a varios capos de la droga.

Y que EE.UU. renunciara a la cooperación mexicana fue un serio revés para el Departamento de Justicia estadounidense.

En una carta enviada a la jueza federal de Brooklyn, Carol B. Amon, los fiscales encargados del caso del exsecretario de la Defensa Nacional dijeron que retiraron los cargos por “consideraciones importantes y delicadas de política exterior”.

Seth DuCharme, fiscal federal en funciones en Brooklyn, especificó que la decisión de liberar a Cienfuegos Zepeda buscaba proteger “la relación de Estados Unidos con México”, particularmente sobre la aplicación conjunta de la ley.

Es de recordar que México se enteró sobre la investigación contra Salvador Cienfuegosdespués de su detención en California, adonde había llegado para unas vacaciones familiares, a través del embajador de EE.UU. en México, Christopher Landau.

Días después, funcionarios mexicanos de alto rango se reunieron para enviar una nota diplomática a Estados Unidos en la que expresaron su descontento por la actuación a sus espaldas, señalaron dos fuentes al NYT.

La Fiscalía del Distrito Este de Nueva York acusó al general Salvador Cienfuegos de estar implicado en la producción, tráfico y distribución de mil kilogramos de mariguana, 500 gramos o más de metanfetamina, cinco kilogramos o más de cocaína y un kilogramo de heroína, delitos que supuestamente cometió entre 2015 a 2017, cuando estaba al frente de la Secretaría de la Defensa Nacional de México.

Al desestimar la acusación, la jueza Carol B. Amon señaló que no tenía “razón para dudar que México buscará procesar” al general, y que no había evidencia de “mala fe” por parte del Gobierno mexicano en el acuerdo con Estados Unidos.

Con información de: López Dóriga