Piden reclasificación de doble homicidio de padre e hija de culposo a doloso en Tampico

Tiempo de lectura 4 minutos aprox.

Cynthia Gallardo/La Expresión

Tampico, Tamaulipas.- Un examen de alcoholemia demostraría que Viviano “N” de 76 años de edad conducía su vehículo con 0.76 miligramos sobre litro de alcohol en la sangre, también fotografías de cervezas en la unidad que guiaba, lo que evidenciaría falta de pericia al manejar cuando arrolló a Sergio y Estefany Ramírez, padre e hija de 42 y 6 años respectivamente la tarde del pasado domingo 21 de junio en el cruce de calle 3 y avenida Monterrey en la colonia Enrique Cárdenas González, que les provocó la muerte.

Este martes 11 de agosto, se realizó la primera audiencia virtual ante la Fiscalía General del Estado. La defensa de la familia afectada busca que se reclasifique el doble homicidio de culposo a doloso en la carpeta de investigación 233/2020 y en la causa penal 193/2020.

A más de dos meses de los hechos, este martes 11 de agosto se desarrolló la audiencia inicial. Alberto Ramírez Mendoza, asesor jurídico de Blanca Estela Valdez Cruz, viuda y madre de las víctimas, así como el activista, Norberto Morales manifestaron no estar de acuerdo con la clasificación del delito por el que se juzga al presunto responsable.

“Tuvimos la audiencia inicial donde se le imputó el hecho calificado como homicidio; sin embargo, diferimos en cuanto a la clasificación jurídica del Agente del Ministerio Público, él lo clasificó como un homicidio culposo y no doloso, nosotros argumentamos que para nosotros era doloso, toda vez que el hecho sucedió por una huida que tuvo él después de tener varios percances, el juez le dio el derecho constitucional de poder ampliar el término constitucional a 144 horas”.

Ramírez Mendoza señaló que surgió un debate entre las autoridades encargadas de impartir justicia respecto al proceso legal del presunto responsable que no se encuentra propiamente bajo arraigo domiciliario; temen pueda ser aprovechado para que evada su responsabilidad, ya que radica en un inmueble distinto al que proporcionó presuntamente por amenazas que no ha denunciado.

“El agente del Ministerio Público solicitó la medida cautelar de prisión preventiva justificada más sin embargo el juez de control resolvió que para él no era procedente aquella medida cautelar, que era una medida cautelar diversa que es la de arraigo domiciliario. Más sin embargo, se le impuso arraigo domiciliario, pero el domicilio que señaló no es el que seguía habitando… pues sí, existe temor toda vez que sabemos el señor cometió varios ilícitos al estar huyendo y el tenía una licencia de manejo sabía que no debía conducir bajo el estado de embriaguez en que se encontraba, bajo esa premisa no es respetuoso de la ley, existe un riesgo… el domicilio que presentó para acreditar arraigo es uno que ya conocen por cuestiones procesales no puedo decirlo manifiesta que fue amenazado y que pasaban carros por su casa, ni sabemos que haya puesto una denuncia”.

El asesor jurídico indicó que la solicitud de reclasificación del delito se resolverá en una audiencia conforme al artículo 316 del Código Nacional de procedimientos penales el próximo martes 17 de agosto a las 10 de la mañana; en la que el juez de control debe determinar la situación jurídica del presunto responsable para vincularlo a proceso o dictar la resolución correspondiente. En tanto, Blanca Estela Valdez Cruz expresó que busca que se haga justicia en el caso de su esposo e hija.