A través de sus representantes populares… Sector empresarial demanda apoyo para afrontar la contingencia sanitaria y evitar cierre de negocios

Redacción/La Expresión

En la Diputación Permanente del Congreso del Estado, se presentó un exhorto a los Institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT), para que las cuotas patronales del sector empresarial se difieran al próximo año sin recargo alguno.

Al presentar este tema, el Diputado Gerardo Peña Flores manifestó que el propósito de la acción legislativa en mención es colaborar con los empresarios y comerciantes para afrontar la contingencia sanitaria manteniendo sus empleos, además de evitar el cierre de sus negocios, lo cual afectaría aún más la economía de la entidad y en general del país, pues las opciones de solución que actualmente se ofrecen son insuficientes.

A través de esta Iniciativa que promueven las Diputadas y Diputados del PAN en el Congreso, buscan que las cuotas patronales del sector empresarial se difieran hasta el próximo año, sin recargos, para que en su oportunidad sean cubiertas mediante mecanismos flexibles y a una baja tasa de interés.

“Una de las premisas del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional en la actual Legislatura, ha sido fungir como permanente gestor de las problemáticas y necesidades prioritarias de las organizaciones y sectores productivos de nuestra sociedad”, destacó Peña Flores.

Precisó que el sector empresarial es uno de los pilares fundamentales de la economía estatal y nacional, ya que su actividad constituye importantes fuentes de empleo, y es un detonante económico para impulsar las inversiones que originan la competitividad y la generación de recursos que contribuyen a combatir la escasez y la pobreza.

El legislador local expresó que representantes de las cámaras empresariales en Tamaulipas, les externaron la necesidad deuna solución de mayor alcance, que les permita sobrellevar la contingencia, sin verse en la difícil decisión de tener que cerrar sus negocios por la falta de solvencia económica para cumplir con sus obligaciones fiscales.