COEPRIS podría cerrar hoteles que permite a huéspedes acceder a la playa

Rufino Aguilera / Reportero

Los hoteleros de playa Miramar continúan ignorando la prohibición de que su huéspedes entren a las aguas de playa Miramar, por lo que advierte el alcalde Adrián Oseguera Kernion, que se exponen a que COEPRIS les clausure sus instalaciones.

Indicó que el máximo paseo que se ubica en Ciudad Madero, se han detectado a los vacacionistas en el área de bañistas, por lo que elementos de Protección Civil que recorren el litoral de playa los exhortan a retirarse de lugar, ya que no hay acceso.

El presidente municipal hizo un exhorto a los empresarios de los hoteles de playa a que no se confundan con lo que aprobó el Comité Estatal Técnico de Seguridad en Salud de que se abriera el servicio de alojamiento en un 50 por ciento pero solo para usar sus instalaciones y el 25 por ciento para los restaurantes sobre el boulevard costero, más nos que se introdujeran a la playa.

Indicó que este fin de semana se tuvo que pedir el apoyo a la Policía Estatal y Gendarmería Nacional para que se hicieran presentes en él área conocida como Tildillos, perteneciente a Ciudad Madero donde sábado y domingos se veía sobretodo a jóvenes que se reunían en la playa, al igual que familias completas, donde se les exhorta de manera atenta que se vayan a sus casas pues no son vacaciones, sino se está en medio de una pandemia.

Destacó que este fin de semana obtuvieron buenos resultados al retirar por día a por lo menos 100 personas del área de playa, zona que no es apta para bañistas y donde muchos tanto locales como turistas han muerto ahogados por el fuerte oleaje y las fosas que en esa parte de Miramar se forman.

Subrayó que continuará la presencia de Policía Estatal, Guardia Nacional y Protección Civil desde el viernes al domingo evitando la entrada de personas a la playa y en cuanto a los hoteleros se les tendrá que denunciar ante la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios de que no están respetando los lineamientos de salud y se harán acreedores a sanciones económicas o suspensión de actividades.