Venden pollo y chorizo ante falta de limosnas

Información/RufinoAguilera

Pollo y chorizo orgánico es el que han comenzado a vender entre feligreses de la iglesia “Santiago Apóstol” en Altamira ante la falta de limosnas por la presencia de COVID-19
El párroco Ángel Vargas Uribe destacó que con el recurso obtenido se pagan servicios de agua y luz, entre otros compromisos, asegurando que hoy todo mundo tiene problemas económicos derivado de la contingencia sanitaria por COVID-19.

El pollo que es criado sin anabólicos de crecimiento desde un día de nacido, en una granja ubicada en la colonia Unidos Avanzamos que le pertenece a esta iglesia, los aves al llegar a su peso ideal se oferta en 55 pesos el kilo, mismo que es ofrecido en las instalaciones de la casa de Dios.

Mientras tanto el kilo de chorizo se vende en 120 pesos, el cual se procesa de manera artesanal por el propio sacerdote y un grupo de mujeres a las que emplea como una forma de ayudarlas a obtener un sueldo y llevar un sustento a sus hogares.

El clérigo destacó que hoy en día deben de ver la forma en cómo sostener la iglesia, pues gracias a las aportaciones voluntarias de gente buena que se acerca a ellos y les brindan el apoyo ya sea económico o en especie.