Google unirá EE. UU. y Europa con un cable submarino a través de Bilbao y Bude

Información/Eitb.eus

Se trata de la primera conexión de ese tipo que realizará el gigante tecnológico en el Estado. En 2017, Facebook y Microsoft unieron ambos lados del Atlántico desde Sopela.

Google ha anunciado un nuevo cable submarino, Grace Hopper, que se extenderá entre Estados Unidos (Shirley)Reino Unido (Bude) y Euskadi (Bilbao), y proporcionará un mayor soporte para la red que acoge los productos empresariales y de consumo de la compañía.

Grace Hopper se suma a otros cables submarinos privados de Google (Curie, Dunant y Equiano) para conectar continentes remotos por el fondo del océano. Los cables submarinos privados permiten planificar de forma efectiva las necesidades de capacidad futuras de los clientes y usuarios en todo el mundo, así como agregar una capa de seguridad que va más allá de lo que está disponible en la red pública de Internet.

Una vez que esté en funcionamiento, Grace Hopper será uno de los primeros cables nuevos en conectar EE. UU. y Reino Unido desde 2003, aumentando la capacidad global e impulsando servicios de Google como Meet, Gmail y Google Cloud. También supone la primera inversión de Google en una ruta de cable submarino a Reino Unido, y la primera ruta al Estado español.

El desembarque en el Estado español integrará de manera más estrecha la próxima región de Google Cloud en Madrid en su infraestructura. El cable Grace Hopper estará equipado con 32 fibras, lo que supone una actualización significativa de la infraestructura de Internet que conecta actualmente Estados Unidos y Europa. El contrato para construir el cable fue firmado hace unos meses con el proveedor de cable submarino SubCom, con sede en Eatontown, y se espera que el proyecto se complete en 2022.

Grace Hopper contará con la novedosa conmutación de fibra óptica, una tecnología que mejora la fiabilidad de las comunicaciones globales, lo que permite mover mejor el tráfico en caso de que se produzcan cortes. Los ingenieros de Google y SubCom colaboraron para incorporar esta arquitectura innovadora al sistema. Grace Hopper es el primer cable submarino del mundo en usar esta tecnología y esperan implementar esta tecnología en otros sistemas en el futuro.

En 2017, Facebook y Microsoft unieron ambos lados del Atlántico desde Sopela.