ALFREDO GUEVARA
ALFREDO GUEVARA

Otra para el cesto

Tiempo de lectura 5 minutos aprox.
ALFREDO GUEVARA
ALFREDO GUEVARA

Tinta Negra
Alfredo Guevara

La iniciativa de punto de acuerdo, que planteó la diputada local LETICIA SÁNCHEZ GUILLERMO de Movimiento de Regeneración Nacional, mediante la que propone un exhorto a la Secretaría del Trabajo para que verifique que las empresas estén cumpliendo con la implementación del protocolo para prevenir el hostigamiento y acoso sexual a que las obliga la ley, quedará en el olvido. Posiblemente ni sea tomada en cuenta y finalmente vaya a dar a un ceso de basura. Lo que aduce la legisladora de Morena, en el sentido de que el hostigamiento y el acoso sexual siguen siendo una práctica aberrante en las empresas maquiladoras como en otros centros de trabajo, incluso en la administración pública es cierto y no es de hoy, sino desde hace tiempo. Sin embargo, habrá que decir que en la Secretaría del Trabajo, ALEJANDRO CASTREJÓN CALDERÓN como director de Inspección y Previsión Social, ha dejado mucho que desear. Es un tipo al que le tiembla la mano para aplicar la Ley y no da un paso adelante, sino le pide permiso al otro pie. Es decir, no se sale del mismo esquema caduco de trabajo, formateado, esquemado y por ende, prefiere eludir asuntos espinosos, como es el caso del hostigamiento y acoso sexual. Cuestión de escucharlo. El funcionario es uno de los menos interesados en ese y otros temas, en los que verdaderamente se haga justicia a los trabajadores, como en materia en prestaciones establecidas en la Ley y, pareciera que está más del lado de los empresarios que por defender a los propios empleados. Un ejemplo de ello, es el pago de utilidades, concepto en el que todavía es fecha, no informa cuantos de los empresarios, que están obligados a cumplir con este precepto, finalmente pagaron o se hicieron omisos, aprovechando la coyuntura de la pandemia del covid-19, no obstante a que el periodo a pagar es de 2019 y poco o nada tiene que ver con el virus -2020. A lo único que llegó ALEJANDRO, es a presentar un machote de información, que sólo sirvió para dos cosas. CASTREJÓN CALDERÓN sique quedando a deber en materia de inspecciones, donde también utiliza el mismo machote, de que se revisaron tantas empresas y se hizo la recomendación en otras tantas. En materia de accidentes de trabajo no sale del mismo rollo, en el sentido de que la rama de la construcción es donde hay más incidencia como también de que la mayoría de las empresas “cumplen cabalmente con las medidas de prevención”. Aja. Por eso decimos que la intención de la legisladora de Morena LETICIA SÁNCHEZ GUILLERMO podrá ser muy buena, pero difícilmente tendrá una respuesta o un seguimiento, porque lo más probable, es que el buen ALEJANDRO recurra a lo que tanto se ha dicho una y otra ocasión en que se aborda este tema, como “es que no se interponen las denuncias”, mostrando ingenuidad o bien, otro concepto que no podemos escribir, y que por lo mismo, no se puede actuar contra quien hostiga y acosa sexualmente, para que él o la empleada, pueda permanecer, ascender o despedir en determinado centro de trabajo, en caso de que no acceda a una petición que violenta los derechos de los empleados, sobre todo de las mujeres, las que en muchas de las ocasiones prefieren callar y dejar de prestar sus servicios, ante la incapacidad de quienes están al frente de áreas, donde se debería de sancionar a quien persiste con este tipo de prácticas, que, como lo declaro la legisladora, son aberrantes. En fin.