Que se forme

ALFREDO GUEVARA
ALFREDO GUEVARA

Tinta Negra
Alfredo Guevara

Desde que “renunció” a Movimiento Ciudadano para incorporarse por conveniencia política al de Acción Nacional, el diputado federal MARIO RAMOS TAMEZ ha violentado principios y doctrinas del Partido pero además, pisoteado los derechos de quienes por años han militado en el PAN en Tamaulipas. Es una ambición política desmedida, anticipada y voraz, sin abstenerse en su activismo por respeto a la contingencia ocasionada por la pandemia del coronavirus y menos a quien le abrió sus puertas desde los primeros días de febrero a la fecha. MARIO ha demostrado hasta ahora no ser leal ni mucho menos institucional. Incluso, ha menospreciado y ni siquiera tomado en cuenta al presidente del CDE del PAN LUIS RENÈ “el cachorro” CANTÙ GALVAN. Lo anterior lo ha sabido aprovechar y bien, para iniciar un activismo anticipado y promocionarse libremente bajo la figura de legislador federal, haciendo entrega de apoyos alimentarios pero también, sosteniendo reuniones a espaldas del “cachorro” y lo que es peor, con gente que ni siquiera es del PAN, sino de Movimiento Ciudadano. ¿De qué se trata? Es lo que debería preguntarle LUIS RENÈ a MARIO RAMOS. Y es que, por respeto a las víctimas, como a los pacientes y quienes de una u otra forma han sido afectados en lo laboral o en lo económico por la contingencia sanitaria, MARIO debería esperar los tiempos y no andarse promoviendo con tanta anticipación. En el peor de lo casos, el legislador federal anda desatado en su ambición por ser candidato del PAN a la presidencia municipal de Victoria. Es tanta su voracidad política, que se ha olvidado de su militancia, ahora en el PAN y no en Movimiento Ciudadano, con quien ha sostenido un par de reuniones a puerta cerrada, en aras de ir haciendo amarres políticos para más adelante. En el peor de los casos, MARIO RAMOS empezó dialogar con quienes forman parte de la estructura oficial, es decir de Bienestar Social para ser más precisos, a los que pretende manipular y, a eso, se llama abuso. Es un despotismo, porque si bien quiere posicionarse ante el electorado, debería ser en igualdad de condiciones, no haciendo uso de su envestidura como diputado y menos, cuando ni siquiera son los tiempos políticos. Y es que, si de cartas fuertes se trata, el PAN tiene de sobra, como para hacer uso de los servicios de MARIO RAMOS TAMEZ, de un externo, de alguien que ni siquiera tiene carrera ni trabajo en Acción Nacional y menos para que de un cargo brinque a otro. En el PAN hay hombres y mujeres con trayectoria, trabajo político, en tareas del Partido, de resultados, con amplia capacidad pero sobre todo, el derecho a ser tomados en cuenta. Todos ellos, han sido leales como institucionales, porque no se andan promocionando anticipadamente, sino que han sido respetuosos de los tiempos políticos, pero también por la contingencia sanitaria que se vive, de la que se requiere de unidad y de trabajo conjunto para salir adelante y regresar a la nueva realidad. Y decimos de cartas fuertes de panistas, entre los que se encuentran victorenses como PILAR GÒMEZ LEAL actual diputada local, que bien podría ir por una reelección en lo local o por la federal para seguir impulsando iniciativas del Ejecutivo Estatal. También el director del Instituto Tamaulipeco de Capacitación para el Empleo FERNANDO CAMPOS MARTÌNEZ que sigue acariciando la oportunidad de gobernar a sus victorenses o representarlos desde el Congreso de Tamaulipas basado en su trabajo y experiecia o bien, el Subsecretario de Bienestar Social ALVARO HUMBERTO BARRIENTOS BARRON que sigue dando respuesta a las necesidades de la población y que en su labor como funcionario público, además de ayudar a la gente de escasos recursos económicos, muestra su lado humano acudiendo a las colonias para escuchar a la gente y ayudar a la Comapa en el suministro de agua a los sectores que no les llega el líquido, además de darse tiempo para convivir con su familia. La lista de prospectos del Partido Acción Nacional es larga de hombres y mujeres que han esperado y confían en que el PAN los habrá de llamar cuando se acerquen los tiempos para la toma de decisiones, no antes. El año electoral inicia en septiembre, de tal manera que hay tiempo de sobra, como para andarse promocionando con mucha anticipación, de manera inequitativa como desleal con sus compañeros de Partido, como lo hace MARIO RAMOS. Desde luego que tiene derecho y sus aspiraciones son justas, pero si quiere ser candidato, antes tendrá que irse al final de la fila y formarse. En fin.