150 años de prisión exigen padres de Mario Olivo para presuntos responsables de homicidio de su hijo

Cynthia Gallardo // Reportera

Tampico, Tamaulipas.- Una pena máxima de 150 años de prisión para Keren “N” y Gilberto “N” presuntos responsables por los delitos desaparición forzada por particulares y homicidio exigen Mario Olivo Naranjos y Nora Elvia Acuña Perales; padres de Mario Eduardo Olivo Acuña a un año de los hechos en que aún no se dicta sentencia, ya que en medio de la pandemia se mantienen suspendidas las audiencias el proceso judicial y la sentencia podría tardar hasta un año más.

“Confío mucho en nuestro gobernador, en nuestro gobierno, en nuestros fiscales, en los jueces, en los abogados que están llevando a cabo un trabajo extraordinario confío totalmente…
“No soy abogado pero he escuchado que la Fiscalía busca ahora sí que una pena máxima por cada delito, al parecer son 75 años por cada uno de ellos…estamos hablando de 150 años eso es lo que la Fiscalía busca”

Señalaron mantenerse en pie de lucha ante la trágica perdida de su hijo que fue sacado de su casa con engaños planeados desde un mes antes por los presuntos responsables Gilberto “N” y Keren “N”, quien en medio del proceso legal dio a luz a un niño y descartaron que ese fuera el presunto motivo del homicidio que sacudió al sur de Tamaulipas.

“Sí, sí estaba embarazada tengo conocimiento que tiene un niño, de su actual pareja…no es de Mario, Mario y ella no tenían ningún vínculo por eso fue asombroso de que después tantos años ella apareciera para sacar a Mario, no no es de Mario es de su actual pareja, no sé donde tengan al bebé”

Mario Olivo Naranjo y Nora Alicia Acuña admitieron que actualmente entre la juventud son comunes las relaciones tóxicas que los ponen en riesgo por lo que exhortó a tener cuidado en éstas para prevenir casos como el de su hijo.

Aunque expresaron que quisieran detener el tiempo manifestaron que fechas conmemorativas como el 7 de noviembre cuando Mario cumplía años, Navidad, Año Nuevo el día de la madre y próximamente el día del padre son dolorosas pero tienen fe y se han acercado a Dios para afrontar la pérdida de su hijo. El padre de Mario Eduardo no descartó a futuro crear una fundación o asociación civil que colabore con familias de personas desaparecidas ya que del sólo el 10% de los casos se resuelve y también para orientar a la juventud sobre diversas problemáticas.