Andrea Legarreta revela lo terrible que vivió tras perder a su primer bebé

Andrea Legarreta, conductora del programa Hoy, rompió el silencio y habló de la difícil experiencia que vivió a lado de Erik Rubín cuando perdieron a su primer bebé después de varios intentos por quedar embarazados.

En entrevista para la revista Quién, la famosa explicó que soñaba con el hecho de ser madre, pues desde que se unió en matrimonio con el ex Timbiriche ambos planearon tener un bebé.

Sin embargo, al lograrlo la noticia negativa también llegó.”¡El producto no se logró!”, le dijeron. Situación que estaba acompañada de frases de consolación: “con el tiempo lo vas a superar, va a comprender el por qué”, relató a Quién.

Con el paso del tiempo, la conductora trabajó junto a Erik Rubín para seguir adelante y sanar, se pusieron “en manos de Dios”, contó. Entre las situaciones que tienen poca explicación, Andrea Legarreta explicó que ella cree que el bebé que no se logró regresó en Mía -su primera hija- tiempo después.

“Los dos nos pusimos en manos de Dios y al final del camino, la aceptación es un buen paso para sanar. Aún recuerdo esos momentos con dolor y tristeza, pero hay algo que de pronto me hace pensar que este angelito regresó en Mía”, indicó la conductora de Hoy.

La idea de que el bebé que había perdido regresó a ellos, en forma de Mía, lo relaciona porque cuando perdió a quien sería su primogénito, en la misma fecha, cinco años después, nació Mía Rubín.

“A mi bebé lo perdí un 5 de enero y Mía nació en esa misma fecha, se adelantó un mes completo. De pronto, quizás buscamos a lo mejor dar sentido a nuestras pérdidas o a nuestro dolor para superarlo, obviamente no sé si sea verdad o no, pero me impactó mucho que Mía había decidió nacer en el mismo día en el que perdí mi primer embarazo”, indicó a Quién.

A pesar de que este episodio fue sumamente doloroso tanto para Andrea Legarreta como para Erik Rubín, refirió que este hecho estuvo lleno de aprendizaje.

“Quise acomodarla porque me regaló tranquilidad y si no fuera, no importa, esa criatura a mí me dio mucha felicidad, ilusiones y esperanza saber que venía. Si no se logró fue para que fuéramos mejores seres humanos o no era el momento justo y cuesta trabajo, pero hay que asumir las cosas”, concluyó.

Con información de Milenio.