Se unen Durango y Michoacán a “Bloque Noreste” vs el COVID-19

Redacción/La Expresión

Tamaulipas. – Los estados de Michoacán y Durango se unieron al frente común del “Bloque Noreste” conformado por Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, para combatir la propagación del Coronavirus entre la población, además de acciones para impulsar el sector empresarial, con la reactivación de la economía en la región.

Los gobernadores Francisco García Cabeza de Vaca (Tamaulipas, Jaime Rodríguez Calderón (Nuevo León), Miguel Riquelme Solís (Coahuila), José Rosas Aispuro (Durango), y Silvano Aureoles Conejo (Michoacán) realizaron una reunión de trabajo en Monterrey junto a más de 550 empresarios de los cinco estados coordinar acciones que impulsen la economía en las entidades.

En la reunión 50 empresarios estuvieron de forma presencial, con las medidas de higiene y sana distancia, mientras que los 500 restantes fueron de manera virtual.

Al concluir la reunión se acordaron dos puntos, de acuerdo con un twitt publicado en la cuenta oficial del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca.

“1. Crear mesas de trabajo permanentes entre Gobiernos y Empresarios, especializadas en las industrias de la Construcción, Vivienda, Manufactura, Agropecuaria, Comercio y Servicios, Automotriz, Energética y de Instituciones Financieras.”, se lee en el post.

Y: Solicitar al Gobierno Federal revisar la Ley de Coordinación Fiscal para que los estados obtengan mayores atribuciones o, en su caso, se modifique la fórmula de reparto para enfrentar el Coronavirus; homologar la operación de industrias esenciales con Estados Unidos y Canadá; flexibilizar y agilizar la Política Fiscal Federal y cancelar los proyectos no prioritarios.

Por su parte, Cabeza de Vaca señaló que es tiempo de sumar esfuerzos entre todos, impulsar los talentos y conocimientos para aportar todos lo mejor de cada uno y con ello luchar contra la contingencia generada por el COVID-19.

“Apoyarnos mutuamente como región mediante una contingencia que dejará desafortunadamente a muchas familias desoladas con la pérdida de vidas y también, desafortunadamente, muchas familias desamparadas”.