Madre de familia pide apoyo para comprar insumos y cubrir gastos médicos de su hijo

Cynthia Gallardo/Reportera

Tampico, Tamaulipas.- Agobiada porque ya agotó los recursos económicos con que contaba, Alicia Díaz Hernández pidió ayuda a la comunidad de buena voluntad para comprar productos para la elaboración de galletas y empanadas, que busca vender para poder comprar el alimento y tratamiento para su hijo, José Ángel, quien presenta una afección en el esófago.

Alicia y José Ángel (su hijo de nueve años) han sorteado con apoyo de la comunidad, el tratamiento a consecuencia de una estenosis esofágica, que le impide comer alimentos sólidos y llevar una vida como cualquier niño de su edad.

La madre de familia requiere de la compra de insumos como los ingredientes para la elaboración de galletas y empanadas, de dos chaloras y el gas para hornear y venderlas.

Actualmente, tuvieron que regresar a Pueblo Viejo, Veracruz; de donde son originarios, al cancelarse las atenciones médicas de especialidad no urgentes en el Hospital Infantil de Ciudad Victoria, en dónde se da seguimiento y tratamiento del padecimiento del menor.

La mujer pide apoyo de la comunidad de: Tampico, Madero y Altamira, hasta donde puede trasladarse por los insumos y comenzar a trabajar para generar algo de dinero.

También pueden localizarla en el número telefónico: (833) 443 46- 19 o mediante depósitos en la cuenta “Saldazo” de Banamex, desde cualquier Oxxo a la tarjeta número 4766 8413 5904 0998.

Con la Emergencia Sanitaria de Covid-19, la madre de familia ha limitado la venta de empanadas y galletas que es lo que le da sustento a su familia.

El niño requiere de una dieta líquida basada en: verduras, pollo, pescado, arroz o frijoles molidos.

Por fortuna, hasta ahora se ha mantenido estable y no registra complicaciones en la salud.

A José Ángel le colocaron una sonda a los siete meses de nacido y espera a que se reactiven las atenciones de salud para poder ser programado para el cambio de la sonda.

Diariamente, Alicia produce más de 100 pays, empanadas y otros panes que ellos mismos hornean, con la finalidad de alimentarse y pagar el tratamiento semanal.