Exigen ex elementos de Tránsito finiquito de 360 mil pesos

Cynthia Gallardo/Reportera

Tampico, Tamaulipas.- Un grupo de siete ex agentes de la Secretaría de Tránsito de Tampico con antigüedad entre 15 a 20 años protestó esta mañana frente al Palacio Municipal para solicitar se le reinstale o finiquite por sus servicios, señaló el ex oficial patrullero Ronaldo Morales Vázquez.
Acompañados de sus familias integradas por esposas e hijos, menores de edad los ex elementos exigieron se respete lo establecido en la Ley Federal del Trabajo, ya que nunca dejaron de laborar, ni en el 2010 cuando la inseguridad aquejaba la zona.

“Somos 42 en total. Ocho, somos ocho sí, la petición sobre todo conforme a la Ley Federal del Trabajador que nos liquiden conforme a derecho si él no nos quiere no pedimos otra cosa, que nos liquide conforme a derecho; es variable estamos hablando arriba de 360 mil pesos, tenemos arriba de 10, 15 (años)”, refirió el ex oficial.

Adrian Ortiz Alvarado, radio operador con 33 años de antigüedad, explicó que el siete de diciembre de 2018 fueron dados de baja permaneciendo durante 1 año dos meses sin trabajar, motivo por el que interpusieron una demanda ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, siendo reinstalados el 28 de febrero del 2020 sin que se les pagara sueldos caídos y la liquidación correspondiente que podría alcanzar hasta 360 mil pesos dado el servicio que prestaron.

“Tengo 33 años, ¿con qué nos mandan? Con una patada, seguiremos insistiendo tocando puertas. Yo aquí en el trabajo tengo desgaste de cartílago de las dos rodillas; la demanda sigue desde el 2018”.

Para escuchar los planteamientos salió el Secretario del Ayuntamiento porteño, Arturo Bazaldúa Guardiola, quien pidió se integrara una comitiva para dialogar a lo que los ex agentes accedieron saliendo minutos más tarde dando a conocer que se reunirán el próximo miércoles por la mañana para establecer acuerdos reinstalación o liquidación.

Los ex oficiales dijeron también que los actuales elementos presuntamente carecen de capacitación así como de exámenes de control de confianza.

Al lugar, arribaron elementos de la Policía Estatal a bordo de las unidades 1403 y 1121, uno de los cuales pidió a representantes de medios de comunicación retirarse, porque argumentaba que reporteras y reporteros no tenían nada qué hacer en la calle.