Crece comercio online de alimentos y productos de salud ante Covid-19

Tiempo de lectura 5 minutos aprox.

La cuarentena por el Covid-19 ha impulsado el comercio electrónico, particularmente en el segmento minorista, que si bien crecía a ritmo acelerado, con la contingencia sanitaria lo ha hecho a más velocidad.

Las categorías con avance importante en estos días son productos de la despensa, bienes de cuidado personal y medicamentos, coinciden expertos en comercio electrónico.

“La gente va a comprar con mayor frecuencia que antes nuevas categorías, y eso ayudará a posicionar al comercio electrónico como un canal cotidiano, no como medio ocasional”, señala Pierre Claude Blaise, director General de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

Lo que sucede en este momento a causa de la pandemia representa una oportunidad para México, ya que puede jugar un papel determinante en la economía digital.

El comercio electrónico, específicamente, va a jugar un papel muy importante en las semanas que vienen, destaca Blaise.

China es el país más avanzado en comercio electrónico y tiene poco menos de dos décadas; este posicionamiento tiene que ver con la pandemia de 2003 del SARS, “en ese momento había poco comercio electrónico en ese país y fue clave”, detalla el directivo de la AMVO.

En ese momento se tuvieron que modernizar las empresas y desarrollar la parte digital, y China cambió de manera dramática.

“Nos está pasando lo mismo en México, estamos viendo una gran oportunidad para que las personas que no conocen las compras en línea descubran este servicio y que las empresas accedan a su transformación digital”.

El comercio electrónico tuvo un valor de mercado de 491 mil millones de pesos en 2018, de 300 mil millones de pesos en el primer semestre del año pasado y se calcula que siga el crecimiento, según datos de la Asociación de Internet.Mx.

Mayor demanda

Enrique Culebro, presidente de la Asociación de Internet.Mx, menciona que en estos días de inicio de cuarentena han notado una mayor solicitud a algunos aspectos de comercio electrónico como bienes de consumo básico, de higiene y limpieza, en algunos casos electrónicos para entretenimiento o hasta aparatos para ejercicio.

Sin embargo, habrá categorías a la baja, como viajes, boletos para eventos e inclusive algunos relacionados como rentas de cuarto de hotel y todo lo que tiene que ver con el turismo, destaca Culebro.

Cambio de hábitos

La pandemia hará que algunos cibernautas que no eran compradores en línea se animen a hacerlo, incluso algunas personas que no eran usuarios de internet podrán convertirse en internautas, prevé Culebro.

Lo mismo sucederá con negocios, pues un restaurante que no ofrecía sus productos a través de aplicaciones de entrega a domicilio deberán subirse a estas plataformas y profesionales como nutriólogos, médicos o entrenadores que no pueden hacer su trabajo presencial, tendrán que hacerlo de manera virtual.

“Changarros de abarrotes, tienditas de la esquina a lo mejor le dicen a sus clientes ‘Mándame por mensajería instantánea el pedido y yo te lo llevo’”, ejemplifica el presidente de la Asociación.

Renato Juárez, director de Estadística Digital, destaca que lo preocupante son las micro y pequeñas empresas que no se han montado en internet: “ya van tarde, ya deberían estar en el comercio electrónico”.

La ventaja es que existen diversas tecnologías como que les ayuda a llegar a sus clientes.

“Prácticamente cualquier persona con acceso a internet usa WhatsApp, redes sociales, entonces hay que aprovechar que la audiencia sin duda está más conectada a todos los temas digitales y un aliciente es: no pares tu negocio continúa con temas de adopción de tecnología con pedidos vía internet”.

Pierre Claude Blaise asegura que se verá un aumento en el número de transacciones en línea, por ejemplo, en comida a domicilio, que representaba 62% de las compras.

Con información de El Universal