50% de caída en ventas reporta la Central de Abastos en el sur de Tamaulipas

Cynthia Gallardo/Reportera

Tampico, Tamaulipas.- La prohibición para que mercados rodantes se instalen en municipios como Madero y Altamira, derivada de la Emergencia Sanitaria por Coronavirus, aqueja a la Central de Abastos en el sur de Tamaulipas.

Fabián Ayala,
Administrador de ese sitio en el que se comercializan verduras y frutas señaló que la distribución de productos ha sido severamente afectada.

“Nos está afectando en el ramo comercial debido a que los canales de distribución se han visto mermados…¿en qué forma?, al ser nosotros mayoristas en la zona Conurbada, permeamos toda la mercancía a los diferentes sectores, uno de esos brazos de reparto de mercancías a nivel local son los mercados rodantes al no tener ellos venta, obviamente nos pegan a nosotros”

Expresó que además la venta de productos ha disminuido hasta en un 50% para la Central de Abastos.

Dijo que al no expenderse gran parte de la mercancía, apta para consumo más no para venta; ésta se dona al Banco de Alimentos que se encarga de distribuirla a personas de escasos recursos.

Pese a las bajas ventas descartó que la Central de Abastos en la que se ubican 200 comerciantes vaya a parar operaciones, pues consideró que es un “eslabón” para suministrar alimentos.

Indicó que algunos productos de la canasta básica como huevo que escasean debido a la alta demanda, pero se reponen de inmediato.