“Gobierno puede obligar a cerrar empresas, sin afectar a trabajadores por COVID-19”, afirma abogado laboralista

Redacción/La Expresión

Tampico, Tamaulipas.- A partir de la reforma a la “Ley Federal del Trabajo” publicada en el Diario Oficial de la Federación el 30 de noviembre de 2012, se contempla la Suspensión Colectiva de la relación de trabajo, sin la obligación de prestar el servicio para el trabajador y con la obligación de que el patrón pague un día de salario mínimo general vigente, por cada día que dure la suspensión, sin que exceda de un mes.

El abogado laboralista, Juan Carlos Ley Fong explicó que la medida se estipula en los artículos 42 bis, 427 fracción VII y 429 fracción IV de la Ley Federal del Trabajo. Manifestó que el despacho “Ley, Garrido & Asociados” presentó en mayo de 2009 esa idea al grupo parlamentario del PRI dentro del paquete de reformas laborales que se venían reuniendo, siendo el senador, Carlos Lozano la Torre quien la presentó al pleno de la Cámara Alta y le fue aprobada, para que después se incluyera en las reformas del 2012.

“Esto es para los casos de una contingencia de salud porque sucedió ya del 1 al 5 de mayo del 2009 que el presidente Calderón obligó a cerrar a las empresas por la influenza, pero sin fundamento legal alguno, después sancionaban a quienes abrieran. Por eso nuestro despacho de aquí de Tampico, presentó en mayo de 2009 esta idea”

El especialista en derecho laboral en el sur de Tamaulipas expresó que la propuesta surgió de la necesidad de llenar una laguna que contemplara la suspensión colectiva o masiva de labores cuando lo decretara la autoridad ejecutiva sanitaria, por una contingencia de salud, pues del 1 al 5 de mayo de 2009, el presidente Calderón obligó a cerrar los centros de trabajo sin fundamento alguno y sancionando a quienes abrieran.