Hasta 30% aumenta el precio de jaiba y camarón en “La Puntilla” de Tampico

Cynthia Gallardo/Reportera

Tampico, Tamaulipas.- Hoy, en el calendario litúrgico inicia Cuaresma y con ello, la visita de clientes al mercado de pescados y mariscos “La Puntilla”; sin embargo, la escasez de camarón y jaiba, protagonistas de la temporada hacen que el precio se incremente hasta en un 30%, según lo informó el presidente de ese centro de abastos, Antonio Gutiérrez Guerrero.

“El camarón mira ahorita se ha incrementado por la falta de camarón como un 30%…¿cuánto cuesta un kilo?…estaba el camarón natural, o sea cocido lo estábamos dando entre 120, 130…ahorita anda entre 150, 160…el mediano, el grande tiene precio entre 180 hasta 200 cocido… por temporada la jaiba, está muy cara la pulpa de jaiba, más que nada por los fríos esa subió como un 70% estaba como en 120 hace como 3, 4 meses ahorita por el frío porque no sale el producto anda entre 200, 220 el kilo de pulpo de jaiba y de jaiba cruda ni se diga andaba como 30 ahorita anda como 60,70”

Expresó que ante el arribo de miles de visitantes al sur de Tamaulipas; en el 2019 los comerciantes obtuvieron un repunte en sus ventas de más de 100% mientras este año se espera una mejoría paulatina con el arribo de visitantes procedentes de la región huasteca que buscan filete y camarón.

“Los viernes y aparte ya cuando se viene todo el turismo ahorita es despacio, más que nada es local y se consume más en lo que es toda la huasteca desde San Luis Potosí, Hidalgo, Veracruz sí sale mucho para allá todas esas partes consumen mucho más que nosotros”

Además de camarón y jaiba, los consumidores pueden encontrar a la venta en 60 locales dentro y fuera del mercado de pescados y mariscos “La Puntilla”, otras especies como: bagre, tiburón martillo, “Chucho” semejante a una mantarraya, negrilla ésta última en filete con un costo de más de 280 pesos el kilogramo, mientras los productos con los precios más económicos entre 70 a 120 pesos por kilo son: lisa, mojarra, carpa, plateado, negrillo y trucha.