Un alto a la violencia piden a la “Virgen de la Candelaria” en Tampico

Cynthia Gallardo/Reportera

  • La Virgen de los Migrantes viaja desde Guatemala, México hasta los Estados Unidos.

Tampico, Tamaulipas.- Un alto a la violencia es la petición que hacen fieles católicos a la “Virgen de la Candelaria”, que recorre: Guatemala, México para llegar a los Estados Unidos, como parte del recorrido de la “Ruta de los Migrantes” y que arribó hoy minutos antes de las 8 de la mañana a la Catedral de esta ciudad.

Patricio Mora Domínguez, coordinador de la “Octava Peregrinación Internacional de la “Virgen de la Candelaria” expresó que desde el pasado 25 de diciembre inició el recorrido desde la Frontera entre Guatemala y Chiapas en México, Veracruz y Tamaulipas para dirigirse hacia Carolina del Norte y Los Ángeles, California en Estados Unidos.

“Las intenciones son precisamente por los migrantes, por la paz en el mundo, por la paz en México y que el gobierno busque las mejores maneras para salir de esta situación tan crítica que se vive en el país, porque repercute en todo el país,esta inseguridad que nos ha afectado desde hace mucho tiempo”

Mora Domínguez consideró que la violencia inicia desde el hogar y repercute entre la sociedad, lo que originan la desintegración familiar.

“La violencia familiar, en casa, en las calles como que era necesario que la Virgen hiciera recorrido…todas las parroquias dónde llegó la Virgen estaban siempre llenas por compartir ese momento, por compartir el Evangelio el mensaje que traemos, la Virgen siempre nos ha pedido que recemos el Santo Rosario viene siendo un arma poderosa para los demonios”

Dijo que todos los días peregrinos oran por la paz del mundo que señaló es la misión de la Virgen de la Candelaria, aunque el panorama a nivel nacional se observa inseguro, Mora Domínguez descartó que la peregrinación haya afrontado alguna contingencia pues dijo se desplazan “bajo el amparo de Dios”.

En la Catedral, el Vicario de la Diócesis de Tampico fue quien ofició la homilía para recibir a la “Virgen de la Candelaria” que expresó cubre con su manto a los migrantes que buscan mejorar sus condiciones de vida y seguridad. Posteriormente la peregrinación se dirigió al municipio de Altamira.