China suspende todas las grandes celebraciones en Pekín del Año Nuevo chino por el virus de Wuhan

Tiempo de lectura 5 minutos aprox.

Con información de: El Español

China cierra otras dos ciudades cerca de Wuhan para contener el coronavirus, que ha causado la muerte a 17 personas.

Las autoridades de Pekín han cancelado todas las celebraciones a gran escala del Año Nuevo chino en un esfuerzo por contener la creciente propagación del coronavirus de Wuhan. Se trata de una decisión sin precedentes después de la muerte de al menos 17 personas en el país y a solo unas horas de que den comienzo las celebraciones, que se extienden desde el sábado 25 hasta el 8 de febrero.

“Con el fin de controlar la epidemia, proteger la vida y la salud de las personas, reducir la reunión masiva y garantizar que las personas tengan un Festival de Primavera armonioso y pacífico, se decide cancelar todos los eventos a gran escala, incluidas las ferias de los templos en Pekín a partir de hoy”, confirma el departamento de Cultura y Turismo de la capital china. 

“Los ciudadanos deberán fortalecer las medidas preventivas y apoyar la decisión. Notificaremos los cambios de política con el desarrollo de la epidemia y les deseamos a todos los ciudadanos un feliz Festival de Primavera”, continuó el comunicado.

China cierra otras dos ciudades cerca de Wuhan.

Cancelación de vuelos

Varias aerolíneas en Singapur, Malasia, Tailandia y Filipinas han cancelado este jueves sus vuelos hacia o desde Wuhan debido al coronavirus.

El anuncio se produce después de que las autoridades chinas decidieran cancelar casi por completo el transporte público en Wuhan, incluidos la mayoría de los vuelos de salida del aeródromo Tianhe de esta ciudad situada más de 1.000 kilómetros al sur de Pekín.

En un comunicado, la aerolínea malasia Air Asia ha anunciado la cancelación de todos los vuelos desde la ciudad malasia Kota Kinabalu, así como Bangkok y Phuket, en Tailandia, hasta el 28 de enero.

La aerolínea Scoop, filial de Singapore Airlines, también ha cancelado sus vuelos a la ciudad china entre el 23 y 26 de enero, mientras que Filipinas ha suspendido las llegadas de aviones de Wuhan, incluidos los de Pan Pacific Airlines y Royal Air Philippines.

Contagios en Japón, EEUU, México…


El número de infectados por el virus, tras confirmarse esta semana que el patógeno puede contagiarse de persona a persona, se eleva ya a 571 y afecta a 25 provincias y regiones de China, enfrascada en pleno éxodo masivo por las festividades del Año Nuevo lunar, lo que complica las medidas para tratar de prevenir una pandemia.

Algunos casos de contagio han sido detectados en Japón, Tailandia, Corea del Sur, Estados Unidos y México.

La llamada “neumonía de Wuhan” trae a la memoria la crisis que provocó hace casi 20 años el virus de Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS), genéticamente similar a este nuevo coronavirus y que dejó más de 600 muertos en China.

De forma paralela a esta decisión, la ciudad china de Huanggang, cercana a Wuhan -epicentro del brote de neumonía vírica-, ha anunciado este jueves que también suspenderá a partir de medianoche todo el transporte y pidió a los ciudadanos que no salgan de la urbe sin “razones especiales”. Asimismo, otro municipio cercano a Wuhan, Ezhou, anunció que la estación de tren local quedará cerrada hasta nuevo aviso.

Huanggang tiene más de 6 millones de habitantes y Ezhou, un millón, lo que eleva a unos 18 millones de personas los que se encuentran ya en está cuarentena ‘de facto’ iniciada esta mañana en Wuhan, donde todos los transportes quedaron suspendidos para tratar de contener la propagación del brote.