Rechaza Adolfo Sierra entregar plazas a familiares… a pesar de señalamientos

Tiempo de lectura 3 minutos aprox.

Clemente Zapata M. / La Expresión

CIUDAD VICTORIA. —Realmente yo no tengo obligación, como dirigente, de entregar a los trabajadores las plazas; lo hago por un compromiso moral y “las asignamos a quienes manifiesten una gran participación sindical”.

Así respondió el secretario general de la Sección 51, del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Secretaría de Salud, Adolfo Sierra Medina, a los señalamientos que un grupo de trabajadores hacen de que él entrega plazas a sus familiares y amigos, así como ocultar las convocatorias.

“En este momento hay convocatorias en todo Tamaulipas y son públicas; todos los trabajadores que cumplan con los requisitos que marca la propia convocatoria pueden participar, con las ventajas y desventajas que manifieste la propia convocatoria; hemos boletinado cien plazas”, dijo.

En entrevista, durante su arribo al Congreso local, a donde acudió para entrevistarse con la diputada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Casandra de los Santos, para tratar el tema de unas plazas, el Líder del Sindicato de Salud cita:

“A la fecha nos adeudan muchas plazas (en Salud) que están congeladas y a decir de la Directora de Recursos Humanos, no hay presupuesto para el pago de esas plazas; por lo que nos mandaron a platicar con el Secretario General de Gobierno, pero no nos recibieron”.

Sierra Medina agrega que el tema del adeudo de plazas será tratado en la Ciudad de México, para ver si manda a alguien de la Comisión Nacional de Escalafón para rescatar esas plazas que le pertenecen a los hospitales y a los hijos de los trabajadores.

“Estamos hablando de cerca de 250 plazas y nos adeudan uniformes para los trabajadores desde el 2018 y 2019; adeudan también vales de productividad desde el mes de diciembre a la fecha”, dijo.

Y agrega: “adeudan también los gastos de caminos de personal de vectores desde hace dos años a la fecha, por lo que queremos que el Gobernador, antes de que se vaya, cumpla con esas obligaciones”.
Por otro lado, y a pesar de que no hubo elementos para ser privado de la libertad, el líder sindical Sierra Medina, debe atender tres medidas cautelares.

“Entre ellas no acercarme al hospital ‘Carlos Canseco’; no tener comunicación con los testigos y firmar un libro cada 14 días; puedo salir de la zona conurbada, únicamente con la autorización de un juez”, aceptó.
Como se recordará, Sierra Medina fue detenido el pasado 13 de mayo, al pesar sobre él una acusación por la presunta venta de plazas en la Secretaría de Salud de Tamaulipas, pero días después fue liberado bajo medidas cautelares.