Los festejos

Tiempo de lectura 5 minutos aprox.

Maremágnum
Mario Vargas Suárez

Sin duda el mes de mayo es equivalente a festejos, por lo menos en la primera quincena. Empezando por el Día del Trabajo (1, que, contradictoriamente no se trabaja); el 5 de mayo, La Batalla de Puebla (Triunfo del ejército mexicano sobre el francés, aunque el gobernador Miguel Barbosa Huerta, asegure fue contra los españoles, ‘dicen’ andaba pasado de copas).
Mayo también señala el 10, como Día de Las Madres (en otros países es el segundo domingo de mayo); el 14, Día del Maestro Jubilado; el 15, Día del Maestro (aunque La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura -UNESCO- señala el 5 de octubre).
En Tamaulipas y otras 5 entidades (Durango, Aguascalientes, Hidalgo, Oaxaca y Quintana Roo) los candidatos que buscan llegar a la gubernatura, van a buscar el refrendo del voto de los maestros, ésas figuras emblemáticas de la educación nacional, que sirven de ejemplo a la niñez, a la juventud y hasta a los adultos.
El maestro sin duda ha sido el motor social de muchas comunidades, sobre todo de la zona rural y suburbana, donde su ejemplo ha trascendido en los grupos sociales donde labora desde la escuela. Claro que con Peña Nieto ‘les pegaron hasta por debajo de la lengua’, por culpa de la Maestra, Elba Esther a quién la perdono, ya sabes quién.
Desde esta perspectiva, los docentes de la educación básica: preescolar, primaria y secundaria, han sido influencia directa no solo con los estudiantes, de mente limpia y sana; sino que, a través de los educandos, llegan a la reflexión de los adultos, los padres de los niños y adolescentes que atentos escuchan los mensajes de los profesores.
En este sentido, aparecen los trabajadores de la educación que de una u otra forma intervinieron en la formación de los ciudadanos del mañana y aunque señalados con las líneas del tiempo en el rostro, en los brazos, en el lento caminar y hasta en la columna vertebral encorvada por los años, los maestros siguen erguidos con la frente limpia del deber cumplido.
Se predice que los tres candidatos por la gubernatura en los seis estados que se citan, buscarán agasajar a los maestros, en busca del voto, no solo el de la organización, cualquiera que sea, sino del voto directo de los trabajadores del gis.
Mientras llega el Día del Maestro, en Nuevo Laredo, el delegado del PRI, Felipe González Alanís, frente los militantes de su partido, del PRD y de Acción Nacional, dijo a César, El Truko, Verástegui “…de aquí para adelante, en Tamaulipas, tienes una estructura sólida, leal, fuerte, que ve en ti a nuestro líder. Te reflejamos nuestro compromiso para ir con todo a tu lado. ¡Juntos vamos a defender a Tamaulipas!”.
El candidato de la Coalición Todos Por Tamaulipas, después de tomar protesta a los promotores del voto, agradeció el respaldo de los Priístas, diciéndoles: “Honraré el nombre y el prestigio del PRI, así como el de los otros partidos que conforman esta alianza. Tengan la seguridad de que no les voy a fallar…”,
Por su parte el Candidato de la Coalición Juntos Haremos la Historia, Dr. Américo Villarreal Anaya, con el semblante entre la preocupación y el enojo, externó que “La información que circuló en un medio de Texas sobre transferencias millonarias para mí hijo, son totalmente falsas y corresponden a la guerra sucia del Gobierno”.
Palabras que fueron selladas en el comunicado oficial de la alianza Juntos Hacemos Historia, y el candidato adicionó: “Están atemorizados porque la intención del voto es del 60 por ciento a nuestro favor y la conducta del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca es precisamente lo que queremos cambiar”.
¿Y el festejo del Día del Maestro?
Ya corrieron las invitaciones… mientras siguen las mesas de negociación entre el SNTE y el Gobierno de Tamaulipas y el SNTE y la 4T.